Inicio Sin categoría Daredevil: Un origen violento

Daredevil: Un origen violento

305
0

Daredevil no ve. Tiene una tela que le cubre el rostro. Solo se le ve la nariz y la boca, el resto está cubierto por una prenda oscura. Pero aún invidente es hábil. Pelea con un rival fuerte. Parece asiático. Pero Daredevil se mueve bien, y golpea duro.

Pero en un segundo, ese asiático saca un cuchillo y empieza a atacar. El superhéroe retrocede y evita una puñalada. Solo se escucha el sonido que crea el cuchillo al «cortar» el aire, pero lo que no evita es caer de un segundo piso y sufrir las consecuencias. Será un superhéroe, pero tiene más de humano que de Divino.

BUEN ARRANQUE

Daredevil arrancó por Netflix (ningún canal de cable la transmite). Los superhéroes también toman Internet y lo hacen bien. Esta primera experiencia deja un buen sabor. Que las series también pueden convertirse en un buen producto.

El primer episodio de Daredevil se centra en los orígenes del personaje. Su relación con su padre y la habilidad que hereda de su progenitor. Los diálogos están combinados con peleas y sangre. No se guardan nada. Además se plantea una conspiración como la primera misión que involucra al enmascarado.

El personaje no la tendrá fácil porque tendrá que enfrentar a una poderosa red de narcotráfico que quiere instalarse en la ciudad. Daredevil se ve implicado cuando salva a unas mujeres que cayeron en esta red y una empleada de seguros que implícitamente lo involucra en este problema.

Lo bueno del primer capítulo es que te lleva a ver el segundo. Te quedas con las ganas, y lo bueno de Daredevil es que se arrancó ese estigma que dejó la película de Ben Affleck y marcó distancias con otras series de superhéroes como Flash, Gotham y Los Agentes de Marvel.

También se puede hacer buena televisión con los superhéroes.

Recomendada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.