Cuando se estrenó Terminator de James Cameron en 1984 no existía la tecnología que hoy utiliza el cine. Si ahora es frecuente recurrir a la técnica del CGI (imágenes generadas por computadora), antes, y por esa década, se utilizaban los animatronic. Y hubo uno que se hizo para Arnold Schwarzenegger.

terminator

En la mitad de la película, Terminator debe arreglarse el ojo. Se ve a un espejo y con una herramienta se abre la cabeza. Aunque solo se trata de un robot, pero claramente se notaba el uso de un animatronic, que se hizo a imagen y semejanza de Schwarzenegger. Probablemente en esos años ese efecto causó furor a las audiencias, ahora no engaña a nadie.

Esta técnica consiste en copiar la imagen del personaje, envolver el prototipo mecanizado, y a través de un dispositivo moverlo.

terminator-2

Pero no solo se usó animatronic para el rostro del actor, sino también para simular al cyborg que camina con su imagen mecanizada y desprovista de la piel humana. James Cameron quería que se viera real y por eso recurrió a esa técnica, que se empleó, por lo menos, hasta Terminator: La rebelión de las máquinas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.