Inicio Noticias Reto 007: Vive y deja morir

Reto 007: Vive y deja morir

0

vive-y-deja-morir

Vive y deja morir (Live and let die) es la octava película de James Bond que cambió nuevamente de protagonista. Este filme presentó al actor, Roger Moore, como el nuevo agente secreto.

La película fue estrenada en 1973 y coloca a Bond en nueva misión que busca descubrir al responsable de los misteriosos asesinatos cometidos contra otros agentes secretos. Conforma desarrolla la investigación repara que detrás de estas muertes está una organización dedicada al cultivo y distribución de heroína en los Estados Unidos. El filme se contextualiza con lo que venía sucediendo en este país.

A diferencia de Connery, este James Bond es más elegante, pero igual de seductor con las mujeres.

La novedad de la película es la presentación de un reloj que forma un campo magnético que puede captar metales ubicados a varios metros.

También se presenta a una organización integrada por afroamericanos vinculados al negocio de esta droga. El antagónico es un afroamericano, que gusta de utilizar de máscaras para despistar a Bond.

Otro detalle a tomar en cuenta es que se combina la historia con el esoterismo ya que la dama en peligro es una vidente que puede adivinar con bastante acierto el futuro a través de las cartas.

En esta película se utilizaron serpientes, cocodrilos y tiburones como herramientas para atacar a James Bond, mientras que las escenas de persecución se hicieron con lanchas.

CÓMO LLEGÓ ROGER MOORE

Roger Moore no figuraba entre los favoritos para interpretar al personaje ya que como prioridad se insistió en que Sean Connery regresara, pero no quiso. Se probó suerte con Clint Eastwood, debido al éxito que tuvo con Harry, El Sucio, pero tampoco quiso. Se convocaron a varios actores, entre ellos, Robert Redford, pero no aceptaban o no les gustaba a los productores. Hasta que probaron con Moore y se quedaron con él.

LAS LANCHAS Y SERPIENTES

Para la escena de las lanchas se construyeron 26, aunque fueron destruidas 17 durante los ensayos.

Por otro lado, hubo problemas con las escenas de las serpientes. Una supervisora del guión no quiso estar en el set con estos reptiles. Un actor se desmayó y otro que tenía que caer sobre un grupo de serpientes guardadas en un ataud, lo hizo solo porque la princesa Alexandra visitó el set.

Mientras que el doble de Roger Moore, sugirió saltar sobre los cocodrilos para la escena donde James Bond escapa de un lago lleno de estos animales. La toma se hizo en cinco oportunidades. El último cocodrilo rasgó el pantalón al doble.

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.