sean-penn

El actor, Sean Penn, hace noticia como actor, pero también como persona. Hubo un tiempo en que se le apodó como «El chico malo de Hollywood» y hubo otro en que su activismo político lo llevó a conocer polémicas personalidades como El chapo Guzmán.

EL CASO MADONNA

Cuando mantuvo una relación la cantante, Madonna, en la década de los 80 afrontó varios conflictos con la prensa. Hubo romance, y parece que también amor, sin embargo con los medios la relación era mucho más que tensa. A uno lo golpeó y terminó en la cárcel por más de 60 días. Y luego pateó a otro y hasta le rompió su cámara, después de la ruptura de la relación la cantante. Se dijo que la golpeaba, pero la misma Madonna negó esta información.

HUGO CHÁVEZ  Y EVO MORALES

Su activismo político lo llevó a conocer a Hugo Chávez, el entonces presidente de Venezuela. En público expresó su admiración y cuando murió asistió al funeral. «Hoy la gente de Estados Unidos ha perdido un amigo que nunca supo que tenía. Y la gente pobre del resto del mundo ha perdido a un adalid».

Con Evo Morales, presidente de Bolivia, mantuvo una relación amical, que luego se malogró por un pedido del actor. En un inicio se le declaró Embajador de Buena Voluntad y defensor de la causa marítima de Bolivia así como la despenalización de la hoja de coca, pero luego la relación se quebró cuando Sean Peen intervino por uno de sus amigos encarcelado en el país del Altiplano.

«Les pido que utilicen su influencia para pedir a los patrocinadores que requieran que se libere al señor Ostreicher como una primera señal de buena voluntad, mientras Bolivia sigue trabajando en los retos de su sistema judicial, o que el rally Dakar no pase por Bolivia«, declaró Penn ante el Congreso de los Estados Unidos.

Jacob Ostreicher estuvo involucrado en una investigación de extorsión a funcionarios de Bolivia.

EL CHAPO GUZMÁN

No sabemos si admiraba al Chapo Guzmán, pero lo cierto es que estaba interesado en conocerlo. Le hizo una entrevista que se publicó en la revista Rolling Stone. El material ha generado tal polvareda que Penn se ha visto en la necesidad de declarar que se arrepiente de haberle hecho la entrevista.  “Siento pesar porque toda esta discusión ignora el propósito del artículo, que era tratar de contribuir al debate sobre la política de lucha contra las drogas. Veamos el panorama. Todos queremos que las muertes acaben”, señaló.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.