Inicio Noticias Óscar 2016: Transformaciones extremas para ganar el Óscar

Óscar 2016: Transformaciones extremas para ganar el Óscar

1

actores

Al escribir el Óscar recuerdo una escena de Birdman de Alejandro Gonzalez Iñarritu. Recuerdo al protagonista dispararse la cabeza en una obra de teatro. Lo que el espectador vio como un suicidio, en la historia se mostró como un intento de ganarse al público y la crítica. Y así fue. Porque la crítica que tenía un prejuicio a ese propuesta teatral, terminó enamorándose y elogiando al actor que detestaba.

Parece que en la industria del cine, la sutileza y una buena intención expresada en los diálogos de los actores no es suficiente. Tienen que llegar al extremo para ganar el Óscar y en algunos casos así funcionó.

1. MATHEW MCCONAUGHEY (El club de los desahuciados)

Bajar y subir de peso es una fórmula que funciona. Modificar tu cuerpo en función al papel puede dar el Óscar. Mathew McConaughey lo aplicó bien. Su musculoso cuerpo terminó siendo una bolsa de huesos para el papel de un hombre contagiado de VIH en un época en que no había medicamentos para combatir el Sida. El actor llegó a pesar 52 kilos para este papel. Luego le puso drama, actuación y ganó el Óscar. No podemos desconocer que fue un buen trabajo.

2. DANIEL DAY LEWIS (Mi pie izquierdo)

Daniel Day Lewis también es un actor de extremos. En Mi Pie Izquierdo interpretó al pintor Christy Brown que padecía de paralisis cerebral. El actor al mantenerse en la posición que estaba el artista se rompió dos costillas. Además que recurrió a la ayuda de un espejo para mover uno de sus pies. Nunca salió del personaje. Por este papel ganó su primer Óscar.

3. CHARLIZE THERON (Monster)

En el 2003, la bella Charlize Theron protagonizó Monster. Decimos que es bella, porque en la película no parece nada bella. Interpretó a la prostituta Aileen Wuornos quien llegó a convertirse en una asesina en serie. Para este rol subió 13 kilos, además que usó bastante maquillaje para asemejarse a la criminal. Ganó su primer Óscar por este papel.

4. TOM HANKS (Philadelfia)

Tom Hanks interpretó, en 1993, a un joven abogado contagiado con VIH que enjuició a su empresa en reclamo por sus derechos laborales. Para este papel el actor bajó 13 de kilos, aunque en nada se compara a los 25 que bajó para El Náufrago. Por el papel en Philadelfia, el actor ganó su primer Óscar.

5. CHRISTIAN BALE (El Peleador)

En el 2010, Christian Bale participó en la película El Peleador de David O. Russell donde interpretó a Dick Eklund. Bajó 13 kilos para imitar físicamente a su personaje, además que le copió y gestos y formas de pelea. Alcanzó su primera nominación y su primera victoria en los Óscar.

6. JARED LETO (El club de los desahuciados)

Así como Mathew McConaughey, Jared Leto perdió 20 kilos de peso para interpretar a un travesti infectada de VIH en la película El Club de los Desahuciados. Ganó el Óscar primera vez.

7. EDDIE REDMAYNE (La teoría del todo)

Eddie Redmayne ganó el Óscar por interpretar a Stephen Hawking. Para transformar su cuerpo en el físico más famoso del mundo tuvo que visitar a otros pacientes con esa enfermedad. Tuvo que mantenerse en la posición que conocemos a Hawking por horas. Gracias a este papel consiguió su primera nominación al premio de la Academia y también su primera victoria.

8. HEATH LEDGER (El caballero de la noche asciende)

Heath Ledger se transformó en El Caballero de la Noche. Asumió por completo el papel del Joker, un asesino psicópata que puso de cabeza a Ciudad Gótica y contra las cuerdas a Batman. Su actuación es genial. Se encerró por varios días en una habitación para adoptar su nuevo personaje, hasta escribió un diario. Ganó el Óscar a mejor actor secundario. Luego sabemos cuál el final del actor.

9. MERYL STREEP (La dama de hierro)

En los últimos Meryl Streep hizo varias interpretaciones que llegaron al Óscar. Pero no fue suficiente con El diablo se viste a la moda, o Jules y Julia, o La Duda, tuvo que transformarse en Margaret Tacher para que le dieran su tercer premio de la Academia.

10 KATE WINSLET (El Lector)

Kate Winslet llegó a la misma situación que Leonardo DiCaprio. Candidata muchas veces al Óscar, pero ninguna victoria. Es que esos papeles no llegaron al extremo de desnudarse tantas veces en una película como lo hizo en El Lector. La inocente Rose de Titanic quedó en el olvido con las «posiciones» que adoptaba el personaje que la hiciera ver como una actriz de extremos. Bien decía Anne Hathaway cuando condujo una de las ceremonias al Óscar: «Te desnudas y consigues el Óscar». Winslet ganó el premio a mejor actriz.

 

1 comentarios

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.