En Rogue One: Una historia de Star Wars destaca la resurrección de Moff Tarkin y el rejuvenecimiento de la princesa Leia.

Como lo dijimos en un artículo anterior, al comandante del imperio lo resucitan con ayudan de la tecnología. Gracias al CGI y a la complicidad de un actor, con uso de sensores, se captan los movimientos y gestos para luego, en la computadora, dar vida al personaje que se requiera. Así se hizo con Moff Tarkin. Y no quedó mal.

Lo mismo sucedió con la princesa Leia. En este caso no usaron a Carrie Fisher, sino a un actriz que se encargó prestar todos sus movimientos para revivir a este emblemático personaje.

TAMBIÉN LEA: Cómo resucitaron a Moff Tarkin

Por encima de la historia, Rogue One ha destacado por sus efectos visuales.

Síguenos en Facebook

Te puede interesar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.