Inicio Crítica Parásito: Familias dispuestas a todo por un bienestar ajeno

Parásito: Familias dispuestas a todo por un bienestar ajeno

Parásito, película ganadora de la palma de oro en el último festival de Cannes. El director, Bong Joon-ho, también hizo buenos trabajos con Okja y Snowpiercer.

41
0
parásito

Las críticas se quedaron cortas. Parásito de Bong Joon-ho, estrenada en el festival de Cannes, y ganadora de la Palma de Oro en ese encuentro cinematográfico (máximo reconocimiento), es una muy buena película.

TAMBIÉN LEA: Había una vez en Hollywood o Tarantino en modo reflexión

La película narra la historia de una familia de cuatro integrantes que viven en un sótano de una ciudad de Corea del Sur. Uno de ellos, el hijo mayor, ve una oportunidad. Su amigo le propone ser tutor de inglés una adolescente proveniente de una familia rica. El muchacho acepta el trabajo, pero no solo ello, sino al ganarse la confianza de la señora de la casa, y mediante argucias, también algunas trampas, consigue trabajo para todo su clan.

Cuando copan los puestos de trabajo en esa gran mansión coreana, se sienten tranquilos Comen mejor, tienen dinero, aunque continúan viviendo en ese sótano apestoso y orinado por borrachos. Sin embargo perciben que su status ha mejorado, aunque engañando, porque el hambre no conoce de ética.

Pero en esta vida no todo es bueno, ni nada dura para siempre. Ya saboreando la vida de otros se aparece un problema que arriesga esa falsa tranquilidad. Otra familia parásito también estaba «sangrando» (así se dice en Perú) a esa familia de ricos realmente ingenua.

Y POR QUÉ NO FORMAN UNA ALIANZA

Aparentemente ambas familias tienen los mismos intereses, pero no quieren compartir el botín. Lo inteligente hubiera sido aliarse y vivir tranquilos hasta el final de sus vidas a costa de la comida de otros. Pero no. Solo un clan debe depender de esos nobles coreanos. Así empiezan la lucha entre estas dos fuerzas similares, resistentes a compartir un poco de la enorme torta dispuesta en la mesa por los inocentes millonarios.

Otro punto que llama la atención de esta película es que se presenta a una Corea poco conocida por estas latitudes olvidadas por las naciones ricas. Se supone que ese país asiático es sinónimo de crecimiento, modernidad, empleo, pero la película muestra la contrario. Familias sobreviviendo con lo que tienen a una crisis similar o peor a la de países subdesarrollados.

Porque no todo es lo que parece en esta película. Hasta los ricos tienen problemas. No de dinero, sino de amor, bienestar. Pero sobreviven, salen adelante, en cambio los parásitos luchan a muerte por una cuota de esa bienestar ajeno aferrándose a una ilusión óptica. Véanla.

UN DATO

Hay dos películas del director de Parásito, Bong Joon-ho, disponibles en Netflix: Okja y The Host. También estuvo detrás de cámaras de la buena cinta Snowpiercer. La cinta ha sido elegida por Corea del Sur para representarla en la carrera al Óscar de esta temporada. Tiene buenas posibilidades, incluso de colarse en la máxima categoría, mejor película.

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.