eurovisión
Eurovisión, película disponible en Netflix.

Un joven soñador y su amiga leal tienen la mirada puesta en el festival de la canción Eurovisión desde pequeños. Su vida anclada en una zona gris y rural de Islandia no mina sus deseos de mostrarle al mundo la fuerza de su voz. Así va el argumento de Eurovisión: La historia de Fire Saga.

TAMBIÉN LEA: Canciones de Eurovisión, los temas de la comedia musical

Tienen talento, pero son un desastre. Sus personalidades peculiares los hace diferentes y ajenos al resto, quienes buscan una imagen de perfección en voz e imagen. Pero dicen que cuando todo está escrito se debe cumplir, así sucede con esta pareja que, con ayuda de la mano del destino, y francamente risibles, llegan hasta donde ninguna pareja de Islandia ha llegado.

Pero el mejor negocio de esta carrera por el estrellato para esta pareja es el sinceramiento de sus sentimientos escondidos por una supuesta hermandad creada en esta relación. Demostrar que hay talento y amor será una misión igual de complicada.

La película es una comedia, suena a burlas, desde el tono de voz, con exageraciones en un mundo integrado por seres que tienen poco de normales y mucho de diferentes. El filme se hace mejor con las canciones de ritmos pegajosos como Jaja ding dong o presume talento vocal con el Son-A-Long una mezcla de Waterloo de Abba y Believe de Cher, entonado por los ganadores de Eurovisión.

Pero su historia no engancha igual que sus melodías. Eurovisión: La historia de Fire Saga fue estrenada en Netflix.