More

    Resumen

    La historia sigue a un robot que vive en una tierra post-apocalíptica. Creado para proteger la vida del perro de su creador, enfermo y moribundo (Tom Hanks), el robot aprende sobre el amor, la amistad y el significado de la vida humana... El director Sapochnik es conocido por su trabajo de dirección en 4 episodios de "Game of Thrones", incluyendo "La batalla de los bastardos", que le valió un Emmy como mejor director. Produce el estudio de Robert Zemeckis, ImageMovers.

    Crítica a Finch con Tom Hanks

    Tom Hanks protagoniza esta historia de robots en un drama desarrollado en una Tierra inhabitable.

    Finch, película de Apple TV, protagonizada por Tom Hanks, habla sobre la aceptación de un final anunciado y dejar todo en regla para no dejar en desamparo a quien se ama y respeta.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a la película coreana Terremoto 8.5

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Coda con Eugenio Derbez

    Publicidad

    No obstante no es una película de humanos sino de robots y perros. Finch, personaje de Tom Hanks, parece uno de los pocos sobrevivientes en una tierra destruida por una llamarada solar. Por eso convive con un perro, un robot perro y crea un robot a quien luego llamaría Jeff.

    El objetivo de Finch no es sobrevivir o encontrar el paraíso prometido para continuar con sus días de gloria. Al contrario su meta es preparar el terreno para no abandonar a quienes conviven con él en estos tiempos de desagracia.

    Gracias a explosión solar la Tierra parece inhabitable ya que caminar bajo los rayos del rey astro significa morir quemado vivo. Por eso es que en las primeras tomas de la película no se observa ningún tipo de vida. Las imágenes son parecidas a las diseñadas para Wall-E.

    Entonces bajo este panorama su preocupación es genuina más aún cuando se descubre que Finch está moribundo. El personaje entiende que no puede partir no sin antes dejar las cosas arregladas. No solo el cariño a su entorno lo motiva, sino también el fuerte vínculo emocional que mantiene con uno de los personajes, sentimiento que se descubrirá casi al final de la película.

    Por tal motivo crea a Jeff, el robo humanoide, un primer paso de un plan que implica poner a todo su entorno a salvo. Jeff se encargará de ellos.

    El proceso de aprendizaje no será fácil teniendo en cuenta que Jeff deberá aprender dos principios humanos elementales e importantes para Finch: confiar y proteger.

    En este camino, como todos los robots vistos en el cine, Jeff es torpe, una cualidad que se aprovecha para generar un poco de risas fáciles. Un cliché que todavía funciona.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a los Eternals, la nueva película de Marvel

    En la película no hay más personajes que estos cuatro suficientes para entregar una historia agradable, familiar y correcta para la audiencia. Un historia con un mensaje concreto que no pretende ingresar en debates complejos o recurrir a grandes técnicas para mejorar visualmente la película.

    La cinta está dirigida por Michael Sapochnick, quien estuvo detrás de cámaras de la memorable Batalla de los bastardos de Juego de Tronos. Pero Finch no supera esta valla. Con esta película simplemente juega a lo seguro.

    Para verla en familia.