More

    La sociedad de la nieve: crítica a la película de Juan A. Bayona

    SINOPSIS

    En 1972, el vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya, fletado para llevar a un equipo de rugby a Chile, se estrella en un glaciar en el corazón de los Andes. Solo 29 de sus 45 pasajeros sobreviven al accidente. Atrapados en uno de los entornos más inaccesibles y hostiles del planeta, se ven obligados a recurrir a medidas extremas para mantenerse con vida.

    La Sociedad de la Nieve se ve mejor en la pantalla grande. Una cadena de cines en Arequipa estrenó esta película de Netflix, dos semanas antes de su llegada a la plataforma, y la experiencia es superior a la de una pantalla ultra HD.

    La escena del accidente se ve espectacular. Las imágenes y el sonido te acercan al primer eslabón de esta tragedia. Las tomas panorámicas rescatan la belleza de la cima de los Andes que irónicamente se convirtieron en el escenario de una agonía.

    La Sociedad de la Nieve se estrenó por primera vez en el último día del festival de Venecia generando desde ese momento buenas críticas entre los periodistas asistentes a esa función.

    Publicidad

    También lea: Crítica a Oppenheimer de Christopher Nolan

    Luego sería escogida por España para representar al país en los Óscar de esta temporada en la categoría a mejor película internacional. Ha sido bien apreciada en los Estados Unidos y es una de las favoritas a obtener este galardón.

    Con todos esos antecedentes se hizo interesante verla en un cine pese a contar con una suscripción que garantiza un cómodo visionado desde la habitación de una casa. Pero francamente valió la pena verla en la pantalla grande ya que permitió apreciar el buen nivel técnico de la película.

    Un dilema sin morbo

    Dirigida por el director español Juan A. Bayona (El orfanato, Lo imposible, Un monstruo viene a verme, Jurassic World: El reino caido) la Sociedad de la Nieve cuenta la historia del accidente aéreo ocurrido en los Andes de Argentina en 1972. De 45 pasajeros solo 29 sobrevivieron a esa tragedia. Una versión anterior se hizo en 1993 bajo el nombre de Viven protagonizada por un joven Ethan Hawke. La película del cineasta español está basada en el libro del mismo nombre.

    Esta es una historia de supervivencia. Los pasajeros sobrevivientes esperanzados en un pronto rescate recurrieron a cualquier método para mantenerse vivos en una zona con muchos grados bajo cero. Y eso incluyó alimentarse con la carne de los fallecidos. Esto se plantea como un dilema ético más no de manera morbosa, ni irrespetuosa.

    Cuando llega ese momento se nota el desafío en el que están los personajes porque están contra las cuerdas: o comen, o simplemente mueren. No hay otra opción. Lo interesante es que esta encrucijada está presente a lo largo de esta historia de supervivencia ya que a esa altura y sin ánimo de buscarlos, no había otra que ceder y vivir.

    Los Andes tratan con dureza a los supervivientes, pero hay momentos de fraternidad en que se conocen las esperanzas intactas de los personajes convencidos que alguna vez llegarán a la tierra prometida. Lejos de hundirse y perderse en el camino, intentan una y otra vez salir de esas montañas y regresar a casa.

    La generación que hoy tiene más de 40 años vio la película Viven de 1993 y ha sido usual escuchar comentarios comparando esa versión con la propuesta de Bayona. Para llegar a una conclusión habría que verla nuevamente y no es fácil encontrar copias de esa cinta por estos días.

    Pero esta nueva propuesta de Netflix es buena al conectar emocionalmente con el espectador haciéndolo vivir esas historias de supervivencia combinando el relato con un aspecto técnico irrepochable.

    No hay que buscarle tres pies al gato y solo queda disfrutar de esta maravilla del director de Lo imposible. Altamente recomendable.

     

    Publicidad

    MÁS CRÍTICAS

    En 1972, el vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya, fletado para llevar a un equipo de rugby a Chile, se estrella en un glaciar en el corazón de los Andes. Solo 29 de sus 45 pasajeros sobreviven al accidente. Atrapados en uno de los entornos más inaccesibles y hostiles del planeta, se ven obligados a recurrir a medidas extremas para mantenerse con vida. La sociedad de la nieve: crítica a la película de Juan A. Bayona