More

    Crítica a Vidas Pasadas de Celine Song

    Vidas Pasadas es una de las películas nominadas al Oscar de esta temporada. Buena puesta en escena, buenas interpretaciones.

    SINOPSIS

    Nora y Hae Sung, dos amigos de la infancia con una fuerte conexión, se separaron cuando la familia de Nora, que entonces tenía solo 10 años, emigró desde Corea del Sur a Canadá. Muchos años después, cuando Nora está estudiando teatro en Nueva York, ambos se reencuentra con él online, y pasarán juntos una semana que les enfrentará al amor, al destino y a las elecciones que componen una vida.

    Una pareja de amigos se pregunta que hubiera pasado si se enamoraban y casaban. Vidas Pasadas presenta a Nora y Hae Sung, dos jóvenes atraídos en la adolescencia. Sin embargo esta atracción no llega a madurar ya que ella migra, junto con su familia, a los Estados Unidos por un mejor futuro poniendo la relación en suspenso.

    TAMBIÉN LEA: Conoce las películas nominadas al Oscar

    Gracias a las redes sociales, y varios años después, vuelven a retomar la relación. Ambos quieren y no quieren iniciar algo más serio hasta que se da una ruptura mayor. Ella se casa y él se concentra en buscar un buen trabajo. Cuando se reencuentran se hacen una pregunta inevitable: ¿Y si hubiéramos sido pareja? ¿Qué hubiera pasado?

    Esta es una historia de reflexión, preguntas, de situaciones condicionales que nunca se dieron y probablemente no se darán.

    Publicidad

    Los planes no siempre salen como los imaginamos. Muchas veces en el camino aparecen otras oportunidades y los sueños se replantean. En Vidas Pasadas no solo la idea de un amor eterno se desvía, sino las metas laborales también cambian. Los protagonistas expresan sus anhelos de niños, pero ya de adultos son otros los objetivos.

    También se habla de los apegos culturales y cómo es que Nora tiene que ceder para moverse en la cultura norteamericana. El cambio viene con su nombre ya que para vivir en ese país tiene que someterse a un nuevo bautizo. Pese a que aún mantiene sus raíces se siente como pez en el agua en este nuevo país.

    El otro Nueva York

    Un aspecto interesante de la película es que la historia se desarrolla en un Nueva York menos cosmopolita o sofisticado; en calles tan comunes como las nuestras. Solo la belleza de sus atractivos aparece cuando la pareja se encuentra por última vez y se esconden cuando toman una decisión final.

    Las ciudades parecen iguales, aunque los horarios sean diferentes. Resulta interesante cómo es que la directora comunica al espectador que ambos conversan a través de un computadoras en horarios diferentes.

    Vidas Pasadas es una película de diálogos, reflexiones al aire libre. Solo se concentra en estos personajes y sus inquietudes. Por eso es que las interpretaciones se contienen y no salen de los límites de una conversación madura.

    Esta es una película agradable que nos hace preguntar por esos «hubiera» que hemos dejado en el camino. Pero que en el fondo sabemos que nunca se darán. Recomendable.

    Publicidad

    MÁS CRÍTICAS

    Nora y Hae Sung, dos amigos de la infancia con una fuerte conexión, se separaron cuando la familia de Nora, que entonces tenía solo 10 años, emigró desde Corea del Sur a Canadá. Muchos años después, cuando Nora está estudiando teatro en Nueva York, ambos se reencuentra con él online, y pasarán juntos una semana que les enfrentará al amor, al destino y a las elecciones que componen una vida.Crítica a Vidas Pasadas de Celine Song