Compartir

Rosa Chumbe no es una película de millones, pero no ha dejado indiferentes a nadie. Su director, Jonatan Relayze, asegura que la película ha sido hecho para sentir y creo que muchos espectadores así lo han percibido.

En esta entrevista explica el final Rosa Chumbe que viene generando debate en las redes sociales. Además explica por qué el personaje del Gordo Casaretto es el único que pudo arrancarle a la protagonista. Y el tiempo de rodaje que demoró la grabación de la procesión de El señor de los milagros.

La película todavía está en cartelera y permanecerá una semana más en las salas de Lima.

Foto: Perú 21

Me llamó la atención el final. Al ver la historia pensé que el personaje iba a terminar de otra manera. Pero se da un giro. ¿Cómo así decidiste llegar a ese final?

Básicamente el cine que más me gusta es o totalmente realista o que te crea un universo donde puede pasar todo. La película tiene una construcción que no es tan notoria, pero tiene varios momentos en que está lo mágico, o en que la realidad cambia, que son los momentos en que la pantalla empieza temblar un poco cuando ella está tomada. Hay como tres momentos y luego de ello empiezan las secuencias de lo que está fuera de lo real y luego viene la rotura cuando el gordo (Casaretto) aparece, después del temblor, que es necesaria para que el final funcione. Sin una rotura de ese tamaño el final no hubiera resultado.

Da la impresión que El señor de los milagros que hace un milagro con ella para que se de cuente de cómo va en su vida. O no es así.

El final está para que cada público lo construya. En cada festival he escuchado distintas ideas sobre lo que había pasado, igual en Lima. Creo que lo principal es eso, que haya una cuestión de que salgas del cine y te preguntes. Creo que las películas en las que te dejan pensando son las que te importan más y las que te acuerdas más.

El final generó debate en las redes sociales. Y tienes razón cuando dices que es mejor una película que genere debate a que se olvide apenas dejes el cine

Totalmente. Aparte de hacerte pensar, creo que la película estaba construida para hacerte sentir como espectador. Están repartidos momentos triste y de alegría. Hay momentos tiernos, también. Creo que la película tiene todo, está salpicada de distintos elementos.

TAMBIÉN LEA: Pulgares arriba para Rosa Chumbe

¿Cuánto tiempo te llevó hacer la escena del Señor de los Milagros?

De rodaje fueron cuatro días. Teníamos como 10 horas de material aproximadamente y luego todo se editó una secuencia de 14 minutos.

¿Fue complicado?

Sí. Buscar las escenas en que la gente no estaba mirando las cámaras fue un trabajo agotador, pero al final solo nos quedamos con la carnecita.

¿La hermandad dio facilidades?

Si nos apoyaron. Tomó tiempo conseguir el permiso. Nos tomó cuatro meses de conversaciones y pedir permisos. El rodaje se hizo con equipo mínimo en la procesión. Fuimos cuatro personas.

Rosa Chumbe
Foto: Cinencuentro

¿La elección del Señor de los Milagros es porque es una procesión emblemática o hay un vínculo personal?

Por varios motivos. El más importante es porque es uno de los pocos lugares en el Perú en que se pierden las diferencias. Creo que hay gente de todas las razas y clases sociales. Es como un estadio. Conozco bien la procesión, desde chico mi abuela me llevó. Los años previos al rodaje estaba iendo a la procesión con el director de fotografía, el director de arte. Hubo un proceso de acercamiento a la procesión de manera orgánica y cómo se movía la ciudad en ese momento. La dinámica de la ciudad en la procesión.

TAMBIÉN LEA: Así se preparó Liliana Trujillo para Rosa Chumbe

Osea después de años fuiste a una procesión

Fui de niño. No soy de religión católica y ahora de grande para escribir el guión.

¿Por qué dedicaste la película a tu mamá?

Por agradecerle por el apoyo estos años. Porque han sido años duros que he tenido seguir con el proyecto cuando todos me decían que no debía seguir. Son 10 años en total. Los primeros cinco años no conseguimos ningún financiamiento.

¿Tu mamá fue fundamental en este proceso?

En este proyecto no, pero en el proceso de poder sobrevivir en este tiempo. Siempre me alentó de seguir con los sueños.

gordo caseretto

¿Cómo convenciste al gordo Casaretto para que participe en la película?

El gordo estaba en el guión desde un principio. Fuimos hablar con él. Primero conseguimos una carta donde aceptaba que estaba interesado en la película, luego fuimos a un concurso de Dafo (Dirección del Audiovisual, la Fonografía y los Nuevos Medios) y no nos salió, al año siguiente tampoco. Luego hablamos, en el tercer año, después que ya salió. Hemos postulado varias veces con la carta del gordo, pero en el momento en que salió recién hablamos con él y se definió su participación.

¿Cómo es que decides que su personaje sea el único que hace reir a Rosa Chumbe en la película?

Creo son dos válvulas de escape que ella tiene. La comida, por un lado, y por otro ver el programa del gordo. Creo que es una representación de las vías de escape de mucha gente porque muchos ven programas como Esto es guerra para reírse o Al fondo hay sitio para reírse. Al peruano siempre le ha gustado reírse o comer rico a pesar de tener un mal día.

TAMBIÉN LEA: Rosa Chumbe (8)

Han tenido contacto con el gordo Casaretto

No. En realidad hemos tratado de contactarnos con él, pero por situación no ha sido posible que vaya a la película. Para nosotros es difícil verlo en la situación en la que está. En lo personal la gente que trabajó con él en los medios deberían apoyarlo.

rosa chumbe

Qué balance haces del estreno de la película

Hemos llegado a pasar los 10 mil espectadores. Estoy contento porque ha habido un buen boca a boca. La gente ha empezado a enterarse más de la película. Hemos estado en pocas salas. Creo que poco a poco la gente va a buscar otro tipo de cine. Es cuestión de ganar confianza y olvidarse de los clichés. Muchos anticuerpos a la película son comentarios de tipo ‘una película peruana debe ser de calatas y lisuras’, pero la película no es ni lo uno ni lo otro. O piensan que todas las películas son iguales. La producción de cine en el Perú se caracteriza por su diversidad en los últimos años. Se están probando muchas cosas, nuevos estilos, así que estamos en un buen momento, pero falta distribuir bien ese cine.

¿Pero para este tipo de películas se requiere de una cuota de pantalla u otro tipo de estrategias?

El problema de la cuota de pantalla es que es muy difícil que lo acepten los multicines, porque ellos lo consideran como intervencionistas. Pero el gobierno de Estados Unidos apoya a su cine desde hace 50 años. Es una cuestión de Estado. El gobierno decide si apoya a o no a su cine y depende que tanto responde a intereses de empresas, pero por otro lado sí necesitamos una red, o al menos salas alternativas, que tengan buena calidad de exhibición. No solo Lima sino también en ciudades del interior.

Qué se viene para Rosa Chumbe

Vamos a tratar de mantenernos en los cines. Nos ha ido bien, y parece que vamos a ingresar a una tercera en Lima. Luego la llevará a algunas regiones, pero depende del público. Por ejemplo hemos hecho el esfuerzo de llevarla a varias ciudades y no nos ha funcionado bien. No hemos tenido dinero para hacer publicidad. En Arequipa, por ejemplo, se pasó, pero no había recursos para poner un aviso. Así que estoy viendo la posibilidad de llevarla personalmente al interior como una especie de caravana.

Te puede interesar

Dejar una respuesta