Inicio Sin categoría 100 CLÁSICOS: Un tranvía llamado deseo

100 CLÁSICOS: Un tranvía llamado deseo

185
0
Marlon Brandon en Un tranvía llamado deseo.
Marlon Brandon en Un tranvía llamado deseo.

«Un tranvía llamado Deseo» es una película a blanco y negro de 1951 que cuenta con las actuaciones de un joven y musculoso Marlon Brandon así como de la protagonista de «Lo que el viento se llevó», la actriz Vivien Leigh que narra la historia de una anciana y triste mujer que huye de su pasado y su pueblo para refugiarse con su hermana en la ciudad. El problema de vivir con su pariente es su marido, un hombre rudo que no cree ninguna de las historias de la visitante.
Y es que la misteriosa mujer intenta proyectar la imagen de una mujer refinada, educada, con clase que no termina de gustar al personaje de Marlon Brandon.
Esta buena película es considerada una de las 100 mejores del cine norteamericano por el American Institute Film (AFI) que la ubica en el puesto 47.
La cinta fue nominada en 12 categorías a los Oscar, incluida mejor dirección a cargo de Elia Kazan y mejor pelìcula. Uno de los premios que ganó se lo llevó Leigh por su buena interpretación en esta pelìcula. En «Un tranvía llamado deseo» a la bella Scarlet, nombre del personaje que interpretó en Lo que el viento se llevó, se le ve bella, pero anciana, acabada, loca, una buena actuación que mereció en este premio.
Y por otra parte, Brandon en verdad era un hombre rudo con buen físico, pero con una voz que no gusta para el autor de esta nota, aunque este pequeño detalle no desmerece, para nada, su interpretación en esta película.
Otra curiosidad es que el tranvía que se llamaba «Deseo» solo se hace mención por unos segundos en la película, no tiene mayor protagonismo, aunque es la vía que conduce a la develación del pasado del personaje de Leigh.
Si pueden conseguir esta película veánla, que es bueno ver una cinta con una historia interesante y con actuaciones que destacan.

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.