Inicio Crítica Una noche en el museo: El secreto de la tumba (6)

Una noche en el museo: El secreto de la tumba (6)

0

 

Una noche en el museo: El secreto de la tumba es una de las películas que inaugura un nuevo año en el cine en Perú. Su atractivo es que muestra por última vez a Robin Williams, fallecido en el 2014, en esta película después de participar en las tres anteriores.

En esta oportunidad la tabla secreta del faraón vuelve a convertirse en protagonista. Se corroe y por este efecto las piezas del museo empiezan a quedarse sin vida. Se vuelven en lo que son: estatuas de cera.

En este tercer filme, la acción pasa del museo de Nueva York al británico donde nuevos objetos se suman al grupo que hemos conocido desde la primera película y donde está solución al problema.

No hay mucho que comentar en la cinta porque mantiene la misma fórmula de sus antecesoras. No es una cinta aburrida e incluye a estrellas conocidas como Ben Kingsley y Hugh Jackman quien, de alguna manera, se burla del personaje que viene haciendo, al parecer sin fecha de vencimiento: Wolverine.

Los efectos visuales son notables, y no solo, nos referimos al movimiento de las estatuas cuando empiezan a cobrar vida sino al momento en que los personajes caen en un cuadro llamado Ascenso y Descenso de M.C. Escher. El trabajo es interesante. Quizás por este motivo es que la cinta quedó preseleccionada para competir por el Óscar a mejores efectos visuales.

La cinta sí es entretenida, pero no ofrece nada nuevo. Si fue seguidor de Robin Williams, quizás debería ver esta película, una de las últimos filmes que hizo, pero no la mejor que haya hecho. Desafortunadamente el personaje pierde chispa conforme pasaron los filmes de esta franquicia, pero el carisma del actor permanece inalterable.

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.