Las reinas están en peligro. Su gobierno está en riesgo por sus decisiones. En el segundo episodio de Juego de Tronos se notó que ambas tienen problemas por afrontar.

Cersei tendrá que asumir las consecuencias de sus actos. Después de la muerte del príncipe Oberyn, en Dorne (reino de Oberyn) no están contentos. La esposa del príncipe pide venganza, pero su cuñado (hermano de Oberyn), actual gobernante no acepta el requerimiento. «Oberyn murió en una pelea de combate», así que no hay nada que reclamar.

Pero la esposa no acepta y quiere la cabeza de Myrcella, la hija de Cersei y Jaime. ¿Se la darán?. Además recibió una amenaza del reino de Dorne que le anuncia que su hija está en peligro. ¿Se cumplirá la profecía?.

DANAERYS

Y en el otro lado del reino, Danaerys empieza a tener problemas en su gobierno. La organización terrorista, los Hijos de la Arpía, la ponen entre la espada y la pared cuando tiene que matar a uno de sus asesores. El problema se generó después de la captura de unos de los terroristas y la decisión de enjuiciarlo, y no matarlo en el acto, como quería ese consejero. Danaerys insistió en el juicio, y ese funcionario la desobedeció. Así que en acto público lo condenó a muerte.

Esa decisión le generó antipatía ante los esclavos que liberó y ahondó la división que existe entre ellos y los amos. El reino está inestable.

Una decisión buena o mala, en la política siempre tiene consecuencias. No necesariamente buenas.

Jon Snow asume la comandancia del muro, mientras que Arya se encuentra con un viejo amigo. Ese que mataba con solo pronuncia su nombre. Mientras que Briene encuentra a Sansa. Y regresa uno de los dragones desaparecidos de Danaerys.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.