son-of-saul

Segundo día del festival de Cannes y hay una favorita, una película que no aparecía en las apuestas iniciales.

Se trata de Son of Saul del húngaro László Nemes. La historia se contextualiza en Octubre de 1944, Saul Ausländeres un judío miembro de los Sonderkommando, aquellos presos que colaboraban en todo el proceso del exterminio, con la vana esperanza de acabar salvando sus vidas. Hasta que un día un niño sobrevive milagrosamente a la ducha de ciclón B. Ausländer se obsesiona con él y con la loca idea de proporcionarle un entierro digno, con rabino incluido. Esa será su quijotesca misión en medio del horror.

Según la web Todas las críticas la película va como favorita, incluso calificada como obra maestra. Hasta el momento tiene una puntuación de 7.17 en base a 18 críticas.

Fotogramas destaca: «La mirada de Nemes impacta globalmente por su sobriedad, su rigor, su precisión formal, por unos planos prodigiosos que nos arrastran tras el personaje y por ese permanente fuera de campo que amplifica, mediante una banda sonora de gritos de espanto, la colección de fragmentos que forma el catálogo del horror».

Mientras que The Hollywood Reporter también gustó de la película.  «Absolutamente incómoda de ver, pero montada de manera sorprendente y segura, la película es una poderosa experiencia auditiva y visual.»

El Mundo la califica como obra maestra. «Obra maestra incuestionable (…) Es cine enorme construido desde la intimidad. Es cine que duele, arrasa y, definitivamente, abre los ojos.»

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.