Inicio Noticias Mad Men (Capítulo final): El fin de una era

Mad Men (Capítulo final): El fin de una era

0

mad-men

En siete temporadas vimos personajes fríos, y divertidos, entregados a sus intereses. Pocos veían en el amor una prioridad, sino el complemento a sus objetivos, porque sus metas eran más materiales: mejores cuentas, más dinero, prestigio, etc. Al final de Mad Men, al final de la serie, se ve que todos lograron lo que querían. Hasta sonó cursi y rosa.

Fue un final feliz. Un happy ending para la mayoría de personajes. Peter Campbell se va de McCann y se embarca en una empresa de avionetas particulares junto con su exesposa, Trudy, e hija. Joan deja a su pareja que solo le importaba viajar y gozar los placeres mundanos para iniciar una productora de comerciales. Cooper se entrega a los brazos de la madre de Megan. Son una pareja feliz.

 

¿PEGGY ENAMORADA?

Y el final más contradictorio: Peggy y su compañero de Stan se dan cuenta, faltando minutos para terminar la serie, que están enamorados. No, el final de Peggy no fue conseguir el puesto de directora creativa de una agencia de publicidad como lo soñaba, sino encontrar el amor que buscaba en toda la serie, como lo hicieron notar los creadores de la serie (todas estas líneas son sarcasmo, por si no lo entienden). Fue bastante absurdo ver como estos personajes se entregaban al romance. Hasta se notó forzado. Bien por Peggy, mal por sus seguidores.

La única que termina mal es la ama de casa, Betty. Va a morir de cáncer. No muere sola, pero haciendo dramas y alejando a las personas que querían ayudarla. Por qué eliminar este personaje de esta manera. No necesariamente era una villana, aunque representaba aquello que la mujer desterró después de los 70.

DRAPER SIGUE CONFUNDIDO

Mientras que Don Draper parece que seguía sin entender que quería. Si regresar o dedicarse a la publicidad o seguir a la deriva buscando los caminos que lo lleven a la tranquilidad.

Don es talentoso en la publicidad, pero no con el alma. Al final llega a una especie de retiro donde todos los miserables de Los Ángeles se reúnen para contar sus penas. Uno de ellos señala algo interesante. «Creo que ellos me quieren, pero no me doy cuenta. Ellos hacen el esfuerzo, pero no reacciono». Y parece que esas líneas describen lo que sentía Draper. Una persona que lo logró todo, pero que no sabía querer, amar o admirar. A veces su moral funcionaba bien, pero otras, se atascaba.

Al final lo vemos entregarse al yoga. Más tranquilo, pero entregado a la publicidad. Su talento.

FINAL ROSA

Mad Men tenía personajes fríos, que triunfaban y disfrutaban del difícil e incómodo mundo de la publicidad, pero que fracasaban una y otra vez en el amor, en el lado espiritual. Eso los hacía ver como malas personas, enfrascadas más en lo material, en el dinero, que en lo emocional.

Pero como dijimos al inicio eso no les importa. La vida continúa y sus metas fueron alcanzadas. Y así como un buen beso inicia una historia, ellos también tuvieron su final rosa.

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.