joy
Joy es una mujer que tiene un talento que solo lo aprecia su abuela. Ella la motiva, la incentiva, la empuja a tomar retos, pero Joy ni cuenta. Solo cuando se ve en la necesidad recurre a ese talento y al explotarlo se convierte en una mujer que no conocía.
Joy es una película dirigida por David O. Russell y protagonizada por Jennifer Lawrence. Además está acompañada por Bradley Cooper y Roberto DeNiro, un trío de colaboradores habituales de Russell. El filme se basa en la historia real de Joy Mangano quien inventó, en los Estados Unidos, “el milagroso Mop” (o lo que en Perú llamaríamos un trapeador).
Lo que supone un drama y un crecimiento personal, es la narración dulce de una mujer emprendedora, con mucha suerte (según la película) y con problemas que resuelven su carácter y sus ganas de salir adelante. Todo se ve tan fácil, todo se ven tan sencillo, gracias al planteamiento del director, que seguramente en la vida real pudo ser más oscuro de lo que vemos en la pantalla grande.
Y para contarnos esta historia, David O. Russell recurre a un nuevo estilo de narración donde Joy, es el personaje central y el resto solo accesorios, que ayudan a contarnos la historia o que funcionan como elementos que se oponen o alientan a todo lo que Joy quiere iniciar.
En cada película, el director ha tenido un estilo distinto (si no recuerden como recurrió al estilo Scorsese para contarrnos Escándalo Americano) y este no funciona muy bien. Se prioriza el trabajo de Lawrence y se deja sin explotar las interpretaciones de Bradley Cooper y Robert DeNiro.
No es una película que te cause nada. Solo la miras y solo piensas que es una más de las historias de emprendedoras que hemos visto en el cine.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.