Inicio Crítica Stranger Things (7)

Stranger Things (7)

2

La nueva serie de Stranger Things nos recuerda las películas de los ochenta que hoy se veneran. Cada episodio ha sido un homenaje a esas escenas que el espectador no olvida. La nueva propuesta de Netflix es una historia de fantasía en tiempos en que se hablaba con frecuencia de visitas extrañas a nuestro mundo.

En Stranger Things, la desaparición de un muchacho desencadena una serie de acontecimientos extraños en un pueblo. En esta localidad hay más silencio que emoción, sin embargo desde esta denuncia, todo empezará a moverse en esta pequeña aldea norteamericana.

Parece que esta producción nació para recordarnos las buenas películas de extraterrestres, fantasmas y seres superpoderosos que se hicieron en los ochenta. Por eso es que vemos claras referencias, principalmente al cine de Steven Spielberg. Vemos, por ejemplo, E.T. El Extraterrestre, quizás la cinta más homenajeada en esta serie, así como Encuentros Cercanos del Tercer Tipo. Pero también hay retazos de Carry y otras cintas ochenteras que recogieron los miedos y sueños de una sociedad.

TAMBIÉN LEA: Cazafantasmas (6)

Esta la principal fortaleza de la serie. Sobre estos recuerdos se cuenta una nueva historia impulsada por cuatro pequeños que gozan de química y proyectan una buena actuación.

En Stranger Things no hay espacio para las explicaciones, ni para el desarrollo de los orígenes. No se explaya mucho en estos asuntos, solo se describe que hayun  factor que enlaza nuestro mundo con uno más oscuro y terrorífico. La cinta es directa y no deja, necesariamente, el misterio hasta el final. Lo resuelve rápido y enfrenta a los personajes a su nueva situación.

La desaparición del muchacho lleva a una realidad desconocida, da una respuesta a una madre desesperada que no renuncia a ver su hijo vivo otra vez. Ni aunque le digan que esté muerto, no lo creará, porque sabe que su pequeño está vivo.

La serie, de ocho episodios, es bastante entretenida. Los pequeños actores lo hacen todo. De los mayores, es bueno el trabajo de Wynona Ryder. Pero principalmente, Stranger Things nos pone nostálgicos, y nos hace pensar: a dónde se fueron esas buenas ideas. En estos tiempos la ficción está casi muerta, y el terror se resume a gritos y ríos de sangre. Quizás el cine solo retrata lo que somos y demandamos como sociedad. Esa gente de los ochenta parece que respetaba muchos sus sueños y fantasías.

Véanla. No se van a aburrir.

2 Comentarios

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.