Inicio Crítica Klaus utiliza un mensaje navideño que no se agota

Klaus utiliza un mensaje navideño que no se agota

Klaus es una cinta animada 2D dirigida por el creador de los personajes de Mi villano favorito. Es una película navideña por donde se le mire.

86
0

klaus

Creo que cuando llega la Navidad el humor de la gente cambia. Se vuelve menos apática y más predispuesta a compartir con el prójimo. Es una percepción que podría ser o no cierta. Pero en Klaus, la nueva película animada de Netflix, es su premisa. Si bien la cinta intenta abordar los orígenes de Santa Claus, a su manera, ubica la historia en un contexto de resentimiento, división y egoísmo.

TAMBIÉN LEA: One child nation es una demoledor documental sobre la política del único hijo en China

Klaus es una creación del animador español, Sergio Pablos, también creador de los personajes de Mi villano favorito, Río, etc. Con una animación 2D describe la historia de Jesper, un joven adinerado y engreído, enviado por su padre a un poblado superado por la nieve y gobernado por el odio y resentimiento alimentado por dos familias. A Jesper no le interesa esta enemistad, sino la meta planteada por su padre para retornar a su hogar de placeres.

Y como quien dice, quien busca encuentra, Jesper se topa con Klaus con quien idea regalar juguetes a niños a cambio de una carta y buenas acciones. El ánimo de los niños baja las tensiones y termina por integrar a este pueblo olvidado por la humanidad.

Si antes de la llegada de Jesper gobernaba la oscuridad, ahora son las luces multicolores quienes alumbran el nuevo carácter de los pobladores.

Pero las buenas acciones tienen su contraparte, porque, no nos engañemos, la felicidad engendra envidias y celos. Solo que los villanos, poseedores de estos malos sentimientos, en Klaus son tan difíciles de vencer como doblar un tenedor enclenque. Los personajes antagónicos se ven amenazadores en palabras e imagen, porque en la práctica son superados con facilidad.

Porque en Klaus lo importante no es una lucha de fuerzas opuestas, sino demostrar, una vez más, que la Navidad nos cambia. Pero pese a que la historia parece manoseada una y otra película, resulta agradable, y nos hace recordar que la Navidad es tiempo para perdonar y tender la mano a quien no la quiso dar en el año (bueno, si usted así lo quiere).

QUÉ DICE LA CRÍTICA

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.