Inicio Detrás de cámaras Los dos papas: Así se construyó la capilla Sixtina para la película

Los dos papas: Así se construyó la capilla Sixtina para la película

Los dos papas es una película sobre conversaciones entre el papa Francisco y Benedicto XVI. Está disponible en Netflix.

577
0
los dos papas
Los dos papas con Jonathan Pryce y Anthony Hopkins.

La película Los dos papas de Netflix demandó la construcción de una réplica de la capilla Sixtina, trabajó que demoró diez semanas.

TAMBIÉN LEA: Los mejores avances de películas y series lanzados en el 2019

El Vaticano permite la visita de este icónico destino turístico, más no tomarle fotos. Además, que no permite la grabación para películas, salvo documentales aprobados por la congregación. Por tal motivo es que la producción decidió reproducir esta capilla.

Los dos papas es un encuentro entre los pontífices Benedicto XVI y Francisco, supuestamente días antes de la renuncia de Benedicto. En la capilla Sixtina se revelan las conversaciones más intensas donde ambos protagonistas develan sus pecados.

Diez semanas demandó la construcción de la Sixtina.

La capilla se edificó en un estudio italiano a cargo de experto en historia del arte. Demoró diez semanas y quedó una a dos pulgadas más alta que la original.

Qué pasó con la falsa capilla Sixtina. Pues se desmontó en días. No hay recuerdo ni para tomarse fotos.

LAS PINTURAS

Replicar las pinturas de Miguel Ángel inmortalizadas en los muros y techos de la Sixtina supuso un nuevo reto. Copiarlas a mano hubiera significado meses de esfuerzo, tiempo que no contaba la producción. Así que recurrieron a una nueva técnica.

Contrataron a artistas locales. Pintaron las imágenes a un tercio del tamaño original, luego las imprimieron y acondicionaron en las paredes de la nueva capilla Sixtina. Usaron un método similar al de los tatuajes temporales usados en la piel, adheridos con un poco de agua.

Las imágenes reales se imprimieron y pegaron a la falsa capilla Sixtina.

El techo fue agregado digitalmente, mientras para el piso se imprimió parte de la decoración original.

La misma técnica se usó para reproducir la sala donde los cardenales eligen al nuevo Papa.

Mientras que la escena donde los dos papas degustan una exquisita pizza no estaba originalmente en el guion. En el rodaje al director brasileño, Fernando Meirelles, se le ocurrió esa toma para describir un momento más íntimo y distendido, pero no existe un espacio para comer en la capilla Sixtina.

LAS CONVERSACIONES

Los dos papas se basa en una obra de teatro de Anthony McCarten. Las conversaciones de la película son ficciones basadas en los escritos y discursos de los pontífices en temas abordados en la película.

Lo único cierto de la película es la carta escrita por Francisco para pedir su renuncia como cardenal. No hubo un encuentro previo entre ambos, antes de la renuncia de Benedicto.

Tampoco es probable que se haya producido un encuentro entre Francisco y Benedicto XVI en la final del mundial entre Alemania y Argentina. Quizás los fieles celebran esta licencia del director, pero no ocurrió.

los dos papas
Por ejemplo, esta conversación no existe en la vida real.

Los dos papas está protagonizada por Anthony Hopkins y Jonathan Pryce, dirigida por Fernando Meirelles, también responsable de la buena película, Ciudad de Dios. Disponible en Netflix.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.