si supieras
Si supieras, película de Netflix, una de las más vistas en la plataforma.

Si supieras (The half of it) es una comedia romántica  de Netflix que aborda la historia de una adolescente enamorada del interés amoroso de un muchacho a quien ayuda a enamorarla a través de mensajes de amor.

TAMBIÉN LEA: Circus of books, una buena crónica una tienda dedicada a revistas gay

TAMBIÉN LEA: Sergio, una biografía ligera con poco reproche

La idea no es nueva, porque la hemos vistos varias veces en el cine. Hay varias historias donde un personaje escribe poemas, cartas o cualquier otro tipo de misivas, para ayudar a otro a enamorar a la chica o chico que le gusta. Pero el amor es tan tramposo, o peligroso, que termina enamorándose de ese objetivo.

La película Si supieras recurre a este recurso que funciona bien. Si bien aprecias la película y terminadas pensando: «ya vi esta historia en otro lado», funciona. La narración se hace ágil y entretenida. Es imposible no pasar un buen rato con esta comedia.

SI SUPIERAS: PERSONAJES OPUESTOS


Además resulta interesante el contraste entre la protagonista, una intelectual interesada más en los libros que en cultivar sus emociones, y su «cliente», o muchacho al que debe escribir los mensajes para enamorar una chica, quien es todo lo contrario. Porque es poco cultivado en los libros, pero bastante empático con los sentimientos del resto.

Hay una escena en que ambos ven una película juntos y se observa esa oposición en sus personalidades. Mientras él entiende las emociones transmitidas en una escena romántica, la otra no.

si supieras
La película ganó el festival de Tribeca el 2019.

La confianza surgida entre otros termina por romper prejuicios. Porque ella sí tiene debilidades escondidas detrás de un rostro seguro y él, objetivos en la vida, bien marcados, cuyo camino está siendo construido para alcanzarlos.

Los dos terminan aprendiendo uno del otro, aunque significa protagonizar enredos finales y situaciones no pensadas por ellos.

Difícil pasarla mal con esta película, porque aunque la idea no es original, queda bien. Bien dicen que en este mundo se ha escrito todo, o casi todo, pero el truco es cómo hacerlo. Recomendable.