En tiempos de pandemia los estrenos de cine ya no suceden en una sala de cine, sino en una pantalla de televisión. Los cines están cerrados para evitar más contagios de coronavirus, pero todavía se hacen películas como Borat 2. El rodaje de la película fue secreta hasta que aparecieron noticias de este trabajo a mediados de año. Luego Prime Amazon compraría los derechos del filme en septiembre, hoy estrenada a nivel mundial en su plataforma.

TAMBIÉN LEA: Crítica a El juicio de los 7 de Chicago en Netflix

TAMBIÉN LEA: Crítica a Vigilados (The rental) en Netflix

La primera película fue proyectada en el 2006 con la historia de un periodista de Kazajistán, un personaje utilizado por el actor, Sacha Baron Cohen, para criticar sin filtro algunos absurdos y contradicciones de la cultura norteamericana. Catorce años después regresa con el mismo objetivo, aunque su reaparición coincida con un ambiente polarizado en parte alimentado por la presidencia de Donald Trump.

Pero no es casualidad que Prime Video haya lanzado la película a una semana de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, porque Borat 2 cuestiona con dureza el legado de la era Trump: división, mentiras y desunión.

La cinta funciona como un documental, y aunque algunas escenas asemejan a la ficción, en realidad, son ciertas como el final que involucra al abogado, exalcalde de Nueva York y férreo defensor del gobierno de Trump, Rudy Giuliani, quien ha tenido que deslindar sobre su conducta en la película en redes sociales.

borat 2
Borat 2, disponible en Prime Video.

Borat 2 no es precisamente correcto. No busca cumplir con las formas. El personaje peca de ignorancia y expresa carencia de modales, pero precisamente esas cualidades son utilizadas por Sacha Baron Cohen para señalar lo absurdo que pueden ser algunas reglas imperantes en la sociedad norteamericana.

Esa incorrección no gusta a todos, pero tiene su nicho. La cinta estrenada del 2006 probó las mieles del éxito. ¿Sucederá lo mismo con la secuela? Por lo pronto ya tiene la bendición de la crítica.

Los tiempos de Trump son perfectos para revivir este personaje y subrayar a los norteamericanos que transitan por un camino de absurdos y mentiras que finalmente muestran una caricatura de nación.

P.D. La película está en Prime Video de Amazon. A Sacha Baron Cohen también lo pueden ver en la buena película El juicio a los 7 de Chicago de Aaron Sorkin en Netflix. Otro dato más: Si les gusta los filmes sobre la Segunda Guerra Mundial están disponibles Dunkerque de Christopher Nolan, Salvando al Soldado Ryan de Steven Spielberg y Hasta el último hombre de Mel Gibson; también en Netflix.