More

    Resumen

    Se cree que Clara, de 40 años, tiene una conexión especial con Dios. Como “curandera”, sostiene a una familia y a un pueblo necesitados de esperanza, mientras encuentra consuelo en su relación con el mundo natural. Después de años de ser controlada por los cuidados represivos de su madre, los deseos sexuales de Clara son avivados por su atracción por el nuevo novio de su sobrina. Esta fuerza lleva a Clara a un territorio inexplorado, lo que le permite cruzar fronteras, tanto físicas como místicas. Empoderada por su autodescubrimiento, Clara se libera gradualmente de su papel de “santa” y comienza a curarse a sí misma.

    Crítica a Clara Sola, película ganadora del festival de Lima

    La película Clara Sola de Nathalie Álvarez Mesén ganó el premio a mejor película en la competencia de ficción del 25 Festival de Cine de Lima.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Las siamesas de Paula Hernández

    TAMBIÉN LEA: Crítica a The green knight de David Lowery

    Clara Sola, protagonizada por Wendy Chinchilla Araya, cuenta la historia de una mujer con poderes sobrenaturales. A lo largo de la película el espectador se dará cuenta que no se trata de un mito, sino de una verdad. Porque en realidad tiene una magia que cura y asusta a la población.

    - Advertisement -

    Lo que muchos podrían ver este talento en un regalo de Dios, pues para Clara no. Porque este don parece una cárcel que la somete a los deseos de los demás quedando ella en segundo plano. Ni siquiera puede someterse a una cirugía médica para corregirse un problema en la columna, porque para su madre, lo que Dios ha creado, no puede corregirse.

    Clara ya no lo entiende así y de esta manera empieza buscar su libertad a través del sexo. Estos impulsos la llevan a buscar la liberación ansiada encontrando una fuerte oposición en su madre. Su progenitora no es una aliada de su libertad, sino que prefiere mantenerla concentrada en poner sus poderes en beneficio del resto, aunque esto signifique sacrificar la libertad de su hija.

    Gracias a la buena interpretación de la actriz, Wendy Chinchilla Araya, percibimos bien ese proceso de exploración, esas ganas por imponer la libertad de decidir de su personaje, por encima del interés del resto. Si bien tiene un don, este no tiene porque encarcelarla y convertirla en un objeto que satisfaga al resto, llevando a Clara a un camino de medidas radicales por conseguir ese objetivo.

    La película calza bien en una competencia donde las protagonistas de la mayoría de películas exhibidas en el festival buscan su libertad y respeto a sus decisiones.