More

    Crítica a The White Lotus, miniserie de HBO Max

    The White Lotus regala un ejercicio de sarcasmo y metáforas en medio de relaciones explosivas e hipócritas entre un grupo de huéspedes ricos y trabajadores explotados.

    Más en series

    Christiaan Lecarnaqué
    Periodista de Arequipa. Cinéfilo. El Pirata es un blog de cine y series de televisión.

    La miniserie The White Lotus, estrenada en HBO Max, explora las relaciones de un grupo de huéspedes y los trabajadores de un hotel. Estos vínculos activan una guerrita que termina con la muerte de uno de ellos.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Bridgerton de Netflix

    TAMBIÉN LEA: Crítica a la nueva temporada de The Crown

    A este hospedaje llega una pareja en luna de miel, una familia y una mujer que busca deshacerse de las cenizas de su madre. Cada uno con sus problemas y resentimientos, establece un vínculo con el administrador del hotel, la masajista y un mozo.

    Estos vínculos no hacen más que marcar quien en es quien en esta escala social y cómo es que las falsedades se develan con facilidad cuando aparecen los problemas u oportunidades para alcanzar sus intereses.

    Cuando las papas queman, como decimos en Perú, cada tribu jala agua para su molino, y deja al desconocido en el aire. Como esa mujer, quien tiene problemas para desligarse de su madre, establece una relación con la masajista del hotel, como una forma de lidiar con su crisis existencial. Alaba su trabajo, le promete apoyar un proyecto de negocios y cuando ve una oportunidad para resolver sus problemas personales, luego de ilusionar a la empleada, la hace de lado y continúa su camino.

    Mientras, por ejemplo, la familia suele tener ardorosas discusiones en los almuerzos sobre feminismo, machismo, socialismo, etc. Aparentemente tienen sólidas creencias y da la impresión que estarían dispuestas a apoyarlas, pero nada más falso que un billete de mil dólares.

    No es que estos seres se den cuenta de lo que hacen. Tampoco reparan en que algunas palabras suyas pueden sonar crueles. Así son y solo sus víctimas se dan cuenta de ello.

    The White Lotus es de esas series donde disfrutas de las actuaciones de los personajes. Sus exageraciones, caricaturas y formas de hablar resultan divertidas, y sus diálogos traen siempre mucha verdad con harto ácido y sarcasmo.

    A ello hay que agregarle el interés que genera por conocer quién muere en este conflicto social. Desde la escena inicial se observa que alguien fallecerá, aunque no sabemos quien. ¿Será de los huéspedes ricos o los trabajadores explotados?

    La miniserie se ve bien, los paisajes ofrecidos en ese pedazo de Hawai engañan sobre las temibles relaciones que pueden tejerse en este hotel de lujo. Esta solo es una fachada que oculta la crueldad que puede llevar cada visitante del The White Lotus. Una de las mejores series del año. Altamente recomendable. Va por HBO Max.

     

     

     

     

    - Advertisement -

    Lo último

    - Advertisement -

    Artículos relacionados

    - Advertisement -