More

    Resumen

    Años después de la invasión mortal de su hogar, Norman Nordstrom vive tranquilo y cómodo hasta que sus pecados del pasado ​​lo alcanzan.

    Crítica a No respires 2 de Rodo Sayagues

    No respires ya no existe más en esta película de revanchas y golpes fuertes que llenan la película de mucha sangre y dolor, como cualquier otra de este género.

    En No respires 2 el título ya no tiene sentido. Fingir que no estás respirando ya no significa nada como en la primera película. No respires 2 solo es una cinta más de revancha donde el villano se convirtió en una buena persona e intenta sanar sus pecados.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Shang-Chi y La leyenda de los diez anillos

    TAMBIÉN LEA: Crítica a SAS: El ascenso del cisne negro

    No respires 2 trae de vuelta al violento invidente que en la primera película persiguió a tres ladrones en su domicilio. Pues ahora no es tan demente, sino un supuesto padre cariñoso que intenta proteger a su hija.

    - Advertisement -

    La historia de esta secuela se reduce a un hombre defendiendo a su pequeña de un grupo de delincuentes movidos por un secreto que afecta al anciano.

    Aquí solo se trata de bandos cada uno repartiendo golpes y mostrando a las cámaras el lado más sádico de sus personajes. Es una película donde los cortes abiertos que emanan sangre a borbotones es un común denominador. Ya no hay más No respires, eso ya no existe. Aquí simplemente se imponen los puños y patadas.

    Lo curioso es que quien dirige esta película, Rodo Sayagues, escribió la primera parte dirigida por Fede Álvarez, así que habría que preguntarles, por qué cambiaron tan radicalmente la fórmula de la película. Evitaron el suspenso y el riesgo para convertir esta película en «una más de la franquicia de los filmes de Liam Neeson».

    Uno va con la expectativa de ver algo similar o mejor que la primera cinta, pero solo encuentra un filme más dentro de esta vasta industria.

    Tiene momentos de buena fotografía al final cuando aparecen los colores naranjas para el desenlace. Además que el trabajo de Stephen Lang, quien interpreta al invidente, sigue siendo igual de bueno que el filme anterior.

    Pero igual queda un mal sabor de boca y una decepción por esta película. No es necesario ver la primera para ver esta, porque casi ni conexión tienen en el camino. La primera cinta pueden verla en Netflix.