More

    Lakers: Crítica a la serie de HBO Max

    Lakers, tiempo de ganar, una serie entretenida sobre uno de los equipos de baloncesto más exitosos en los Estados Unidos.

    SINOPSIS

    La historia de cómo Los Angeles Lakers se convirtieron en el equipo de baloncesto profesional más exitoso de la década de 1980.

    La miniserie Lakers: Tiempo de ganar aborda los exitosos años de este equipo de baloncesto en los Estados Unidos.

    Cuenta con diez episodios disponibles en la plataforma de HBO Max. El primer episodio inicia con la compra de un joven «magic» Jhonson y el ingreso de un nuevo dueño a este club. Se trata de Jerry Buss o también conocido como Dr. Buss, un novato en estas lides, pero altamente competitivo y apasionado por la victoria.

    Heartstoper, crítica a la miniserie LGTBI de Netflix

    Severance, crítica a la miniserie de Apple TV

    La primera parte de la miniserie está enfocada en la construcción de un equipo y la contratación de un entrenador ideal para llevar a la gloria a los Lakers. Después empiezan a notarse los resultados de movidas riesgosas y apuestas peligrosas.

    Publicidad

    En los Lakers los personajes centrales son novatos. El propietario, el entrenador, Magic Jhonson, hasta la futura vicepresidenta del club. Pero comparten un interés en común: alcanzar la victoria.

    La narración se matiza entre elementos recurrentes en producciones que abordan el deporte. Luciendo jugadas, subrayando enemistades, implementando cámaras lentas para elevar la tensión y dar la sensación que habrá un resultado diferente al conocemos en la vida real.

    También se incluye un estilo conocido en Hollywood. Es que uno de los directores de estos episodios es Adam McKay, conocido por películas como No mires arriba, estrenada el 2021 en Netflix. Además de The big short o Vice. El estilo de este director es sacar al personaje de la ficción, hacerlo mirar a la cámara para que explique sus sensaciones frente a la historia. Por lo menos esta narración se observa en los dos primeros episodios. El resto apunta más a elevar las jugadas y pases que otros elementos.

    No hay mucha profundidad en los personajes. Hay bastante diálogo reflexivo o esos momentos en que se busca sacar lecciones de cualquier momento de sus vidas.

    En general la miniserie se siente entretenida. Simpática. Por momentos divertida. Ya se anunció  la segunda temporada. Hay mucho que contar con los Lakers.

    Publicidad
    Lakers: Crítica a la serie de HBO MaxLa historia de cómo Los Angeles Lakers se convirtieron en el equipo de baloncesto profesional más exitoso de la década de 1980.