alex

En el capítulo 8 de Orange is The New Black se muestra un peligro que acecha sobre Alex. Se trata de una nueva reclusa que se llama Lolly quien la observa y la acosa.

Alex la sorprende viendo unas fotos de su cama y eso la perturba más. Piper trata de convencerla que no hay ningún peligro, hasta le dice que inofensiva, pero parece que no es así, porque Lolly sigue observando a Alex.

LEA MÁS: Un negocio para bichos raros (Cáp. 7)

Solo al final del capítulo se ve que Lolly tiene oscuras intenciones porque en una libreta anota todos los movimientos de Alex, y advierte que con paciencia lograra lo que se propone.

Mientras que Piper continúa con su negocio y convence a otras presas a ayudarla. Lo mejor de este momento es el discurso que da en el patio de la cárcel. Creo que es el momento más cómico de la serie hasta el momento. También convence a ese joven agente a que lleve las prendas fuera de la cárcel.

LEA MÁS: El origen de Chang (Cáp. 8)

Por otro lado, Caputo insiste en volver al antiguo sistema que la nueva empresa quiere ahorrar, sin embargo sus esfuerzos son vanos. No le hacen caso.

Finalmente la Roja no soporta servir esa comida procesada y renuncia, pero no la dejan.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.