Amy Winehouse ni siquiera imaginaba el talento que tenía. Ella solo quería cantar y alguien por ahí le dijo que con esa voz se podía hacer mucho, y así inició un camino que la llevó a la cúspide del éxito y, también, a la muerte. Winehouse murió el 23 de julio del 2011.

Amy es un documental que se basa en la vida de la cantante británica que murió, aparentemente por un exceso de alcohol, a la edad de los 27 años. Este material nos ayuda a comprender el talento y también la caída de la también compositora.

Cuando repararon en el potencial que tenía su voz, le propusieron salir de su casa y empezar a conquistar a las masas, sin indagar que Winehouse era una joven inestable y bastante vulnerable.

Desafortunadamente su voz no la ayudó a tomar las mejores decisiones de su vida, sino que terminó empujándola al epílogo de su vida que ya conocemos. Ese talento que muchos aprecian la llevó por un camino con un final anunciado.

Y ella misma lo reconocía. Ella sabía que tenía problemas. Y que todo inició cuando sus padres se divorciaron, porque cuando su familia se quebró, pensó que tenía derecho a hacer lo que deseaba, aunque implique autodestruirse.

Su entorno sabía que estaba mal, pero además de propuestas tibias, ninguno tuvo la decisión para ayudarla y cambiarle su destino. Sabían que padecía de bulimia, y que luego empezó a introducirse en las drogas, pero lo dejaron ahí. Dejaron que la cantante decida.

El documental es bastante revelador y parecido al que hicieron de Kurt Cobain, que llevó como nombre, Kurt Cobain: Montage of Heck. Ambos tienen una historia similar. Ambos venían de un hogar quebrado. Ambos se autodestruyeron. Y ambos eran talentosos y lo único que querían era cantar, lo que ellos querían cantar. Pero igual el éxito terminó por ponerles «un arma en la cabeza» y terminar con sus vidas.

En el documental de Amy se retrata el origen de sus canciones, que tenían material en las malas relaciones que mantenía con sus novios, y además en un primer intento por internarla en una clínica de rehabilitación. Pero además poco a poco asistimos a su caída, a su decadencia, a su divorcio con sus fans, que también reconocieron que su estrella favorita estaba mal,  sin embargo no hicieron mucho.

Con Amy se sabía que iba a pasar, y ella misma lo sabía, pero no quiso ayudarse. Lástima, porque hubiéramos conocido más de su obra musical.

Aquí les dejamos el link del documental para que puedan apreciarlo. HAZ CLICK AQUÍ.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.