La Batalla de los Bastardos colmó todas las expectativas y encontrarle tres pies al gato es un poco tonto. El capítulo es tan bueno que merece verse en una pantalla de cine. Pero qué nos dejó este capítulo en fondo y forma.

En forma, podemos destacar tres buenos momentos (y para ello vamos hacer spoiler). Primero, cuando Ramsay suelta a Ryckon le dice que corra y empieza a lanzarle flechas. El director juega bien la tensión de la escena hasta el momento final en que nos da entender que no va suceder lo que es obvio que va pasar. (Esta escena me hizo recordar a la película Apocalipto de Mel Gibson)

Otro buen momento es cuando el ejército de Ramsay rodea al diezmado batallón de Jon y con ayuda de lanzas y escudos empiezan a avanzar en forma, ordenada, matando una a una las líneas del ejército de Nieve. (Esta escena nos hizo recordar a la película china La Maldición de la Flor Dorada).

Y quizás el mejor sea cuando, en su desesperación por escapar empujan a Jon y empiezan a pisotearlo. La actuación de Kit Harington (Jon Snow) es tan buena que nos transmite esa sensación de ahogo, claustrofia y desesperación que una persona debe sentir aplastada por una multitud.

TAMBIÉN LEA: Más imágenes de La Batalla de los Bastardos

Un cuarto momento viene con Sansa quien decreta el destino de Ramsay Bolton. Esta escena marca el cambio definitivo de la heredera de Invernalia.

En verdad fue una batalla épica, bien hecha complementada por buenas actuaciones.

EL MENSAJE DE LA BATALLA DE LOS BASTARDOS

En el fondo, la Batalla de los Bastardos es todo lo que querían los fans. Es lo que querían ver (o queríamos ver). Buen espectáculo y el castigo que se merecen los villanos.

Pero también nos da algunos indicios sobre la relación de Jon y Sansa al mando de Invernalia. Ambos se han hecho fuertes, pero se nota en Sansa una mayor ambición que ha crecido desde que Meñique le dijo que siempre recordara que es una Stark. Lo obvio sería que Jon sea el Rey del Norte, pero se nota que la legítima heredera tiene también intereses en ese cargo. Y Meñique podría ayudarla a tomar lo que ella considera suyo.

Qué papel jugarán Bran y Arya.

El punto es si aún hay cabida para este tipo de políticas cuando la serie está dando la bienvenida a los caminantes blancos. Cuando se necesita de todo Poniente para vencer a los que parecen invencibles.

Si algo hay que cuestionar a este episodio es que Ramsay es mejor con los gestos que con los diálogos. Su villanía merecía mejores palabras, pero se hizo mejor con sus modales que con su lengua.

Mientras que el ataque de los dragones con Daenerys merecía un capítulo aparte. Aunque hemos visto a los hijos de Khalessi en acción, no hemos asistido este tipo de enfrentamiento.

Pero en conclusión, La Batalla de los Bastardos sea probablemente uno de los mejores capítulo de la serie. Solo falta ver Vientos de Inverno para ver si superan este episodio.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.