carrozas-de-fuego
Carrozas de Fuego, película estrenada en 1981.

Carrozas de Fuego tomó la historia del atleta olímpico británico, Harold Abrahams, y Eric Liddell, que compitieron y ganaron medallas en las olimpiadas de Paris de 1924.

HAROLD ABRAHAMS

Abrahams, un deportista exigente y ambicioso ganó la medalla de oro en las olimpiadas francesas obteniendo una buena marca para esos años: 10.6 segundos.

La sorpresa de esta victoria se dio porque el atleta venció al favorito de esta disciplina, el norteamericano,  Charlie Paddock.

El deportista venía de una familia acomodada, pero tuvo que enfrentar un problema por esos años que afectaba a todos los judíos: el antisemetismo.

Esa discriminación lo marcó y según dijo durante los juegos olímpicos lo empujó a ganar esa medalla en Paris. «Recuerdo que había una especie de grito de la universidad de los americanos:» Rah, rah, rah. EE.UU., América, A-M-E-R-I-C-A’ Pero no me preocupe «, dijo Abrahams. «Una de las razones por las que me sentí tan decidido fue que había un poco de antisemitismo en esos días. En Repton donde estudió) y en Cambridge «, finalizó.

TAMBIÉN LEA: Qué significan las frases de BFG

Harold venció en los 100 metros por 10.56 segundos, pero no batió el récord que por esos años reinaba: 10.4.

Luego de esta victoria se dedicaría al periodismo deportivo. Murió en 1978.

ERIC LIDELL

Eric Lidell nació en China, pero tuvo padres escoses. Fue sacado de esa nación asiática para estudiar en Escocia. Tuvo habilidades deportivas porque destacó en rugby y atletismo, pero también destacaba en una misión protestante donde era uno de los líderes.

Participó en los juegos olímpicos de 1924 en Paris. Ganó la prueba de 400 metros planos e impuso un récord olímpico: 47.6 segundos. Así como sucedió con su compañero Harold Abrahams no estaba entre los favoritos, sino los representantes norteamericanos.

También ganó la medalla de bronce en la prueba de 200 metros. Iba a participar en la carrera de 100 metros junto a Harold Abrahams, pero decidió no hacerlo, porque las pruebas preliminares se desarrollaron en domingo, y según su religión, por esos años, estaba prohibido realizar cualquier actividad que no sea alabar el señor.

Pese a ello salió victorioso de esa olimpiada y regresó como un héroe a su país. Si hubiera participado en la prueba de los 100 metros, probablemente le hubiera ganado a Abrahams y roto el récord olímpico de la prueba.

Pero su vida no se limita a esos juegos, porque luego se fue de misionero a China donde cayó en un campo de prisioneros. Intentó inspirar al resto de internos. Quisieron sacarlo, pero renunció a esa opción exigiendo que en su lugar liberen a una mujer embarazada. Después moriría de un tumor cerebral.

CARROZAS DE FUEGO

La película británica, estrenada en 1981, toma como inspiración estas dos historias. Ganó cuatro Óscar: mejor película, música, vestuario y guión. Su tema de inicio es un clásico que se ha utilizado en algunas premiaciones de los juegos olímpicos.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.