el final de el hoyo

El final de El Hoyo ha dejado más de una interrogante. Es que no llega a nada concreto y por tanto se presta a muchas interpretaciones. Personalmente creo que la historia terminó así para dar pie a una secuela como se están señalando en redes sociales.

TAMBIÉN LEA: El hoyo ¿Tienes estómago para ver esta película?

TAMBIÉN LEA: Chicas perdidas y el triste final de la madre que buscó a su hija

No obstante el director de la película, Galder Gaztelu-Urrutia, da una pista sobre lo que significa el final de El Hoyo.

Para mí, el último nivel no existe. Goreng muere antes de llegar, y lo que vemos es su interpretación de lo que habría hecho.  Quería que el final estuviera abierto a interpretaciones, como si el plan realmente funciona o si la gente de arriba siquiera se preocupa por los del hoyo.

Según la visión del director, en el final de El Hoyo, el personaje está muerto y lo que se ve es una alucinación. Pero también se hizo un epílogo alternativo que no llegó al producto final.

Grabamos un final diferente en el que la niña llegaba al primer nivel, pero lo sacamos de la película. Quería que estuviera abierto a la interpretación. Dejaré lo que pasa en manos de tu imaginación.

El final de El Hoyo se presta a muchas interpretaciones, pero probablemente se explique mejor en una próxima secuela.

INSPIRACIONES


El director reveló cuáles fueron las películas que inspiraron El hoyo.

  • El ángel exterminador (Luis Buñuel, 1962)
  • Delicatessen (Jean-Pierre Jeunet, Marc Caro, 1991)
  • Blade Runner (Ridley Scott, 1982)
  • Taxi Driver (Martin Scorsese, 1976)

También el libro de la Divina Comedia de Dante.

ASÍ NACIÓ LA IDEA

El guionista de la película, David Desola, reveló que la idea nació hace diez años de una siesta después de comer un suculento asado. Además que estaba pensada más para una adaptación teatral que para el cine.

Es una idea que viene de lejos y que tuve aproximadamente hace diez años. El germen de la idea, y esto no lo sabe ni Galder (el director), se me ocurrió durante la siesta después de comerme un asado en el pueblo de mi madre en Burgos. Me imaginé esta historia de una plataforma en una torre dividida en niveles, donde unos comen con opulencia y el resto come las sobras. Era una imagen sin concretar, y con el tiempo la fui dando forma.

Antes de llevarlo al director, el guion pasó por muchas manos hasta que llegó a Galder Gaztelu-Urrutia quien aprobó, finalmente, la película.

BAJÓ DE PESO

el final del hoyo

Otro dato interesante es que el actor protagonista de la película, Iván Massagué, bajó doce kilos en seis semanas para interpretar el papel.

Lo jodido es que la única manera de adelgazar es pasando hambre. Hacía ayunos de veinte horas, entonces esas crisis de mala hostia que me daban acompañaban según la escena que tenía que rodar. Si no acompañaban, me las tenía que comer (…)

CÓMO SE HIZO EL HOYO

el final de el hoyo

Pues la película no contó con mucho presupuesto, así que el equipo de producción tuvo que adaptarse con poco dinero. Pero igual con este ahorro construyeron dos niveles. El 80% de la película se hizo en el primero, y el resto en el segundo cuando los protagonistas miraban hacia abajo. Lo que se miraba más abajo se hacía digitalmente.

Otro dato importante es que en la plataforma todo es proporcional.

Toda la estructura obedece a las proporciones rectangulares de cada planta del hoyo. El hoyo tiene las mismas proporciones que la planta. Las placas de la pared tienen la misma proporción. Los apliques de la pared son el doble de esa proporción. El retrete es esa proporción. El lavabo es el doble de esa proporción. Está todo matemáticamente calculado, al milímetro, como si lo hubiese calculado un ordenador de hace veinte años.

La película es una de las más populares en Netflix.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.