More

    Resumen

    Un grupo de super villanos se encuentran encerrados en Belle Reve, una prisión de alta seguridad con la tasa de mortalidad más alta de Estados Unidos. Para salir de allí harán cualquier cosa, incluso unirse al grupo Task Force X, dedicado a llevar a cabo misiones suicidas bajo las órdenes de Amanda Waller. Fuertemente armados son enviados a la isla Corto Maltese, una jungla repleta de enemigos.

    Crítica a El escuadrón suicida de James Gunn

    James Gunn presenta una propuesta más explosiva y sangrienta de El escuadrón suicida.

    Como brutalmente divertida se podría definir a El escuadrón suicida de James Gunn, la que vendría a convertirse en una secuela de la película estrenada en el 2016, aunque con nuevos personajes, una historia que no recuerda nada a la anterior y con una propuesta cinematográfica diferente.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Vivo, cinta animada de Netflix

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Cielo rojo sangre

    Publicidad

    Decimos «brutalmente» porque es una película donde las imágenes de cortes de mano o cabezas brotando enormes cantidades de sangre, o humanos destrozados por la mitad, predominan en esta nueva propuesta del director de Guardianes de la Galaxia.

    Es que como si hubiera adaptado Deadpool, sin esos diálogos atrevidos, procaces. Pero con mucho gore, mucha imagen sangrienta.

    En esa línea algunos personajes como Harley Queen dejan de ser infantiles para convertirse en un personaje más adulto. Igual de divertido, pero proyectando la imagen de una mujer literalmente de «armas tomar» (o femme fatale).

    En relación a la historia, lo ofrecido por el guion es una oportunidad para que este grupo disparejo forme un sólido bloque para alcanzar su misión. No obstante, no dejo de pensar que la idea tiene un trasfondo político. Parece tomar como insumo la estrategia norteamericana de apoyar gobierno dictadores en determinados países para alcanzar sus metas. Eso se desprende del final de la película. Pero este detalle solo es un ingrediente en una receta harto conocida en Hollywood y que (casi) siempre funciona entre las audiencias.

    EL ESCUADRÓN SUICIDA MÁS EXPLOSIVO

    La película resulta entretenida, cumple con su misión. Los personajes han sido mejor trabajados y hay buenas escenas de acción. Además de destacar una fotografía aceptable donde predominan los colores rojos como cualquier otra película de sangre.

    Vale señalar que no todos los personajes promocionados como integrantes de El escuadrón suicida tiene una importante participación en el filme. Porque desde el inicio se deshacen de ellos como si mataran moscas.

    Si la película es mejor o no que la anterior, no viene al caso, porque el filme del 2016 dejó la valla muy baja y en los primeros minutos cualquier espectador se dará cuenta que son propuestas diferentes.