More

    Resumen

    Tras ser envenenada sin remedio, una implacable criminal tiene menos de 24 horas para vengarse de sus enemigos y, durante el proceso, se forma un vínculo inesperado con la hija de una de sus víctimas anteriores.

    Crítica a Kate, película estreno de Netflix

    Kate ofrece lo que una cinta de acción tiene: violencia extrema, un poco de drama y giros inesperados. Nada más común en este mundo del cine.

    No hay mucho que decir sobre Kate, la nueva película estreno de Netflix, una de las más populares de esta plataforma.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a SAS: El ascenso del cisne negro

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Sweet Girl

    Esta es una cinta que aplica una fórmula similar a la de Sweet Girl y SAS: El ascenso del cisne negro, donde la revancha se pone como objetivo final del protagonista.

    - Advertisement -

    Solo que en este caso se trata de una mujer, una asesina a sueldo, quien se ve perjudicada en momentos en que decide dejar su oficio. 

    Desde el momento en que hace pública su temprana jubilación, la joven asesina se ve envuelta en una serie de eventos desafortunados que le aplican una sentencia letal. Ahora quiere saber quién está detrás de ese veredicto final.

    En ese camino se desarrolla una historia con violencia extrema desatada con ataques feroces de cuchillos.

    La mujer cubierta de sangre busca en calles y departamentos lujosos al responsable de su triste destino. En esas circunstancias le colocan una niña con quien intentan sacarle el lado humano a esta máquina asesina.

    Así transcurre la historia de Kate durante una hora y 40 minutos con mucha sangre, destrozos y algo de drama. Dicen que querían hacer una nueva versión de Atómica, pero en el fondo son lo mismo. La misma fórmula, el mismo maquillaje y los mismos golpes. Este tipo de películas resultan entretenidas por esos elementos, por eso siguen gustando, aunque probablemente se olviden en el tiempo una vez terminadas de ver.