More

    Resumen

    El forajido Nat Love (Majors) descubre que su enemigo, Rufus Buck (Elba) ha salido de prisión, por lo que reúne a su banda para perseguir a Rufus y buscar venganza.

    Crítica a Más dura será la caída con Regina King

    Más dura será la caída (The Harder They Fall) tiene lo que todo western ofrece: golpes, balazos, chicos malos, chicas bonitas, paisajes ásperos, duros, etc. Además de una historia entretenida.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Lamb con Noomi Rapace

    TAMBIÉN LEA: Crítica a El último duelo de Ridley Scott

    En la película dirigida por Jeymes Samuel se retrata una historia del medio oeste norteamericano, pero protagonizado por personas negras. Aquí los personajes viven en libertad, lejos de los rigores de la esclavitud, pero igual sometidos a la ley del más fuerte. Solo hay una escena donde queda claro que hay una disputa de razas en ese país.

    Publicidad

    En este contexto se encuentran dos bandas de forajidos por dinero. Cada grupo expondrá sus mejores armas ante sus enemigos en territorio inhóspito.

    Más dura será la caída no trae nada nuevo en el género. Ofrece los ingredientes esenciales de este tipo de filmes. Salvo el color puesto en los escenarios, trajes e incluso polvos utilizados por los personajes. En las casas, por ejemplo, luce con nitidez el color violeta y las casacas de los villanos, el azul.

    Desde el inicio la naturaleza de los personajes queda clara. Por un lado, el forajido buena gente, enamorado de una chica de bar de medio oeste. Por otro lado, los villanos «inteligentísimos», rápidos y crueles. Con diálogos que advierten de seguridad y serenidad.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a La batalla olvidada estrenada en Netflix

    Aunque se suponía que iba a ejecutarse una historia de venganza por la escena inicial mostrada, este detalle recién vuelve a aparecer al final con un giro inesperado. Casi toda la película se concentra en presentar a los personajes y identificar la motivación para encontrarlos en poblado construido en un desierto.

    A veces me hacía recordar a las películas de western de Quentin Tarantino y otras a Los siete magníficos. Pero al final solo es un filme más para el género. Va por Netflix.