More

    Resumen

    Basada en el musical autobiográfico de Jonathan Larson, sigue a un aspirante a compositor de obras teatrales que trabaja de camarero en Nueva York mientras escribe Superbia, que espera que sea el próximo gran musical americano y lo que finalmente le dé su gran oportunidad. Jon también se ve presionado por su novia, Susan, cansada de poner las aspiraciones profesionales de Jon por delante de su propia vida. Mientras tanto, su mejor amigo y compañero de piso, Michael, ha renunciado a sus aspiraciones por un trabajo en publicidad en Madison Avenue y está a punto de mudarse. A medida que se acerca el 30 cumpleaños de Jon, se siente abrumado por la ansiedad, preguntándose si su sueño merece la pena.

    Crítica a Tick, Tick, Boom de Lin-Manuel Miranda

    Tick, Tick, Boom es un musical estrenado en Netflix que ofrece una buena interpretación de Andrew Garfield.

    Andrew Garfield es el corazón de Tick, Tick, Boom, en el musical de Netflix y la primera película dirigida por Lin-Manuel Miranda (Hamilton, In the heights).

    TAMBIÉN LEA: Crítica a los Eternals de Marvel

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Alerta Roja de Netflix

    Publicidad

    La película cuenta la historia de Jonathan Larson, creador entre otros musicales, de Rent, uno de los más populares y valorados por la crítica. A partir de Tick Tick Boom va contando su vida y el proceso de creación de su obra titulada Superbia.

    Garfield interpreta a un joven y soñador Larson. Pero principalmente creativo y obsesionado con su arte. El personaje hace agradable su genialidad. No es precisamente una persona irritable, solitaria o sarcástica como suelen retratarse a estos genios. Sino todo lo contrario. Garfield ofrece un perfil más agradable que calza en las alegorías que suelen ofrecer los musicales.

    Esta es la historia del insistente, del persistente o como decimos en Perú del terco, aquel que cree en su trabajo y no se deja vencer con facilidad. De la persona que se tiene fe y busca sacar y mostrar su talento con las pocas oportunidades ofrecidas por la vida.

    Definitivamente Andrew Garfield es el corazón de la película. ¿Qué pasaría si lo sacamos del filme? ¿Qué quedaría? Lin-Manuel Miranda no hace más que aprovechar el talento del joven actor, darle la música apropiada y dejar que el intérprete haga su trabajo.

    Es una lástima que el estreno de la película coincida con el próximo lanzamiento de la nueva película de Spiderman ya que el público está más interesado en conocer si participará o no en esta película. Perdiéndose la oportunidad de conocer un buen trabajo de Garfield. Va por Netflix.