More

    Resumen

    Por primera vez en la historia cinematográfica de Spider-Man, nuestro héroe, vecino y amigo es desenmascarado, y por tanto, ya no es capaz de separar su vida normal de los enormes riesgos que conlleva ser un superhéroe. Cuando pide ayuda al Doctor Strange, los riesgos pasan a ser aún más peligrosos, obligándole a descubrir lo que realmente significa ser él. Secuela de 'Spider-Man: Far From Home'.

    Spiderman sin camino a casa: Crítica a la película con Tom Holland

    Spiderman: Sin camino a casa no decepciona a su público porque ofrece todo lo que esperan ver en la pantalla grande.

    No podemos negar que Spiderman: sin camino a casa es una de las mejores películas de superhéroes del año (sino la mejor, porque Eternals solo fue diferente). Porque resulta entretenida, no decepciona a los fans y en realidad es buena en su género.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Eternals de Chloe Zao

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Dune de Dennis Villeneuve

    Publicidad

    Peter Parker debe enfrentar el problema que su identidad haya sido revelada por Misterio, en la película anterior. Automáticamente se observa un acoso social y mediático, hasta un increíble rechazo de un sector que lo considera una amenaza y responsable de eventos sucedidos con anterioridad.

    Ante esta situación, y teniendo en cuenta que la develación de su secreto afecta a sus seres queridos, recurre a Dr. Extraño para que realice un hechizo y logre que todos olviden este evento.

    Pero bien dicen que tengas cuidado con lo que deseas porque al final se genera un problema que pone contra las cuerdas al superhéroe y sus amigos.

    No obstante queda claro, como en anteriores películas, que el problema lo genera, una vez más, Spiderman. Su inocencia y no tomarse en serio, lo lleva a plantear soluciones infantiles a los conflictos que se le vienen encima. Los otros hombres arañas, Tobey Maguirre y Andrew Garfield, eran personajes torpes, pero ellos no ocasionaban los conflictos. Los recibían y solos solucionaban el problema. En este caso sucede lo contrario.

    Pero como sucedió en anteriores secuelas tiene la capacidad de enmendar errores, solo que en esta película, en el final, se observa madurez que deviene de un momento trágico generado por sus torpezas. Ojalá que cuando veamos de nuevo al Hombre Araña se apueste por alguien más centrado. Dudo mucho que explotar más la imagen adolescente e infantil del superhéroe vaya a seguir conectando con la audiencia.

    DIVERTIDA Y ENTRETENIDA

    Sin embargo, como se ha planteado la película, hablamos de la forma, está bien. Es entretenida, divertida y cumple con lo que ofrece al público. Es como cuando vas a un concierto y te prometen un sinnúmero de estrellas que están a las alturas de tus expectativas. Así funcionan ahora este tipo de películas. Y es la forma, lo que disfrutas de Spiderman: Sin camino a casa.

    Incluso hay segundos para reivindicar a algunos que no les fue bien en anteriores oportunidades.

    Destacar, y esto no es spoiler, que el trabajo de Willem Dafoe como el Duende Verde fue bueno con Tobey Maguirre en la primera película, y ahora también. En verdad se disfruta su trabajo y como los gestos del villano se apoderan en su rostro filmado para una pantalla grande.

    Spiderman: Sin camino a casa es una película recomendable para ver con los amigos y familia que les guste el superhéroe. Sobre todo para disfrutar de las reacciones del público que no se veían hace casi dos años por culpa de una inesperada pandemia.

     

    Por primera vez en la historia cinematográfica de Spider-Man, nuestro héroe, vecino y amigo es desenmascarado, y por tanto, ya no es capaz de separar su vida normal de los enormes riesgos que conlleva ser un superhéroe. Cuando pide ayuda al Doctor Strange, los riesgos pasan a ser aún más peligrosos, obligándole a descubrir lo que realmente significa ser él. Secuela de 'Spider-Man: Far From Home'.Spiderman sin camino a casa: Crítica a la película con Tom Holland