More

    Resumen

    El agente de la CIA Court Gentry (Ryan Gosling), alias Sierra Seis, es sacado de una cárcel federal reclutado por su supervisor, Donald Fitzroy (Billy Bob Thornton), Gentry fue en su día un mercader de la muerte altamente cualificado, autorizado por la Agencia. Pero ahora las tornas han cambiado y Seis es el objetivo, perseguido por todo el mundo por Lloyd Hansen (Chris Evans), un antiguo compañero de la CIA que no se detendrá ante nada para acabar con él. La agente Dani Miranda (Ana de Armas) le cubre las espaldas. La necesitará. (FILMAFFINITY)

    El hombre gris: Crítica a la película de los hermanos Russo

    El hombre gris, una película que no reta al género de acción.

    Luego de mirar El hombre gris regresé a Capitán América: Soldado de Invierno también dirigida por los hermanos Joe y Anthony Russo.

    Publicidad

    La cinta de Marvel, considerada la mejor de ese universo cinematográfico, ofrecía escenas de acción más sencillas y efectivas que ayudaban a desarrollar una historia despiezada de a pocos.

    El hombre de Toronto, una película que no aporta mucho

    Capitán América: Soldado de Invierno ¿la mejor película de Marvel?

    Es una película más concreta, ceñida a su idea, sin ceder a la espectacularidad o a la pirotecnia de los efectos visuales. Otro punto a favor de este filme es que tenían un personaje antagónico que no cedía ni siquiera hacia el final (solo redimiéndolo en las siguientes películas como suele hacerlo Marvel)

    Sin embargo desde esa obra los hermanos Russo no han retornado a ese nivel. En su filmografía no hay una cinta parecida al Soldado de Invierno. Incluso parece que no desean repetir ese éxito, sino ceder a los moldes, las fórmulas, fan service o ir por lo seguro.

    El hombre gris de los hermanos Russo se parece a muchas películas de acción de los últimos años en que cada una compite por diseñar una escena de acción que cada vez sea más imposible o espectacular para mantener por lo menos unos instantes atentas a las audiencias.

    Con esta película es sencillo distraerse en un celular, pasar el rato y retornar a la película, y nada habrá pasado. Es tan frecuente ver este tipo de filmes, que no requiere mucha atención para digerirla.

    El hombre gris no reta al género

    Pero el objetivo de El hombre gris no es precisamente romper el género, sino hacerlo igual. Por ejemplo, en este tipo de películas es habitual llevar los personajes a varios países como si se tratase de un tour mundial. En la nueva propuesta de los hermanos Russo creo que cada 15 minutos los personajes aparecían en una localidad nueva.

    Este tipo de productos funciona así: escenas de acción espectaculares, actores y actrices de moda, locaciones en todo el mundo, etc. La historia e interpretaciones, como otros elementos, no interesan en estos planteamientos. Lo triste es que sí funcionan, sino El hombre gris no estaría entre lo más visto de Netflix, plataforma que estrenó el filme.

    Sin embargo cuando se trata de los hermanos Russo, directores de Soldado de Invierno y Los vengadores: Guerra Infinita (otra cinta buena) se espera algo mejor. El hombre gris tiene sus momentos (fugaces, por cierto), además de una fotografía interesante, pero no es suficiente para entregar un producto redondo donde la cáscara oculte una buena historia, el alma de toda película.

    Pero si usted amigo lector tiene como fin es entretenerse un rato, distraerse de los problemas cotidianos, entonces no se haga problemas, mire esta película y revise su celular, con El hombre gris ninguna de estas actividades excluye a la otra.

     

    El hombre gris: Crítica a la película de los hermanos RussoEl agente de la CIA Court Gentry (Ryan Gosling), alias Sierra Seis, es sacado de una cárcel federal reclutado por su supervisor, Donald Fitzroy (Billy Bob Thornton), Gentry fue en su día un mercader de la muerte altamente cualificado, autorizado por la Agencia. Pero ahora las tornas han cambiado y Seis es el objetivo, perseguido por todo el mundo por Lloyd Hansen (Chris Evans), un antiguo compañero de la CIA que no se detendrá ante nada para acabar con él. La agente Dani Miranda (Ana de Armas) le cubre las espaldas. La necesitará. (FILMAFFINITY)