More

    La zona de interés: Crítica a la película de Jonathan Glazer

    La zona de interés está nominada al Oscar a mejor película. Dirigida por Jonathan Glazer. Protagonizada por Sandra Huller.

    SINOPSIS

    El comandante de Auschwitz Rudolf Höss y su esposa Hedwig se esfuerzan en construir una vida de ensueño para su familia en una casa con jardín cerca del campo.

    Se han hecho tantas películas sobre el holocausto que los directores empiezan a plantear nuevas formas de contar esta tragedia. En La zona de interés los judíos no son los protagonistas, sino una familia alemana que vive en una casa vecina a Auschwitz, un conocido campo de concentración o exterminio utilizado en la época de la Alemania nazi.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Vidas Pasadas de Celine Song

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Anatomía de una caída

    Lo interesante de La zona de interés es que se concentra en la rutina de estos alemanes quienes hacen su vida como si nada pasara alrededor. Cerca a ellos pasan tragedias y se escuchan ruegos.

    Ese día a día transita entre sonidos de balas, gritos de militares y ruegos de judíos exterminados en ese campo de concentración. Además de noches iluminadas por el fuego empleado para cremar los cuerpos de los «prisioneros».

    Publicidad

    Sin embargo estos «detalles» parecen no importarles a estos alemanes más interesados en comer, vestir y vivir bien. Además sus diálogos irrelevantes no tienen a Auschwitz en sus conversaciones. Solo uno de esos personajes parece darse cuenta de lo que se vive alrededor y huye sin dejar rastro ni enfrentar a los cómplices de esta masacre.

    Incluso vemos un momento en que se planifica la movilización de más gente a los campos de concentración y nos damos cuenta que se desarrolla como si fuera una reunión ejecutiva organizada para trasladar paquetes. Hay una frivolidad de los personajes hacia lo que se está haciendo que ni ellos mismos se dan cuenta de ese pecado imperdonable.

    En general esta familia bien puede representar a todos aquellos que sabiendo de la comisión de crímenes no hacen nada. Simplemente siguen con sus vidas, dejando que los poderosos pisoteen y desaparezcan a sus enemigos.

    Esta es una manera innovadora de conocer un poco más de esta época tocada en todos los ángulos por el cine. Su fortaleza está en el riesgo de plantear una historia tan delicada de esta manera dejando solo al espectador con esta gente indiferente a esa tragedia y encontrar probablemente respuesta a una pregunta que alguna vez nos hemos hecho: ¿Qué hacía la mayoría de alemanes de esa época cuando ocurrió el holocausto? Muy recomendable.

    Publicidad

    MÁS CRÍTICAS

    El comandante de Auschwitz Rudolf Höss y su esposa Hedwig se esfuerzan en construir una vida de ensueño para su familia en una casa con jardín cerca del campo.La zona de interés: Crítica a la película de Jonathan Glazer