Bridget Jones
El bebé de Bridget Jones se estrenó en Perú con casi todos los protagonistas.

Regresa Bridget Jones y regresa, también, Renee Zellweger. Después de hacer noticia más por sus cirugías en la cara, que por su trabajo, la actriz se pone en los pantalones del personaje que la hizo más popular en el cine.

Más delgada, pero mayor, así regresa uno de los personajes más queridos de la comedia de Hollywood. No obstante al físico, Bridget sigue luchando contra la soledad. Tiene 43 años, pero todavía no puede resolver los problemas del corazón.

Hay puntos que ya corrigió, como tener un mejor trabajo, una casa, amigos, sin embargo su corazón sigue solitario y con ganas de tener un bebé. Es así que vuelve a encontrarse con su amor eterno, Mark Darcy, y un nuevo novio de nombre Jack, a quien conoció en un festival de música, quien reemplaza a Daniel en frecuente lucha por su corazón (Cuando vean la película ya se enterará qué pasó con Daniel).

Y otra vez regresa también ese eterna disputa por el corazón de la protagonista. Solo que ahora se habla más del amor, de lo que tenemos que soportar por el ser que amamos, de que la química existe, pero que no es suficiente, porque tolerarnos sería una base para una vida en común.

LA FORTALEZA: EL HUMOR

Pero como sucedió con las anteriores películas su fortaleza está en el humor, en los enredos en que se mete Bridget, en las palabras de doble sentido y en las ocurrencias que trabaja con sus pretendientes.

La película está bastante graciosa y entretenida, lo que nos hace olvidar por momentos, que se sigue contando la misma historia.

Lo positivo de esta tercera película es que Bridget dejará de luchar contra la soledad, porque la llegada de su hijo implica que su corazón y su tiempo estará completamente ocupado.

Pero el nivel de las actuaciones no baja. Sigue siendo el mismo. Patrick Dempsey, quien interpreta al nuevo pretendiente de Jones, no desentona y se mete bien en el desarrollo de la historia.

Podríamos pensar que una tercera película no tendría ideas nuevas, pero esta propuesta refresca a la saga y se pone por encima de la anterior y supera ligeramente a la primera película. Y si ven bien el final, parece que se viene una cuarta cinta.

Lo que si se nota es que los años no pasan en vano y eso se ve en todos los actores que regresan a la película.

EL CASO ZELLWEGER

Hace seis años que Renee Zellweger no regresaba a la actuación, y se le extrañaba, sobre todo, cuando hablaba. Lástima que la tendencia en Perú sea mostrar cintas con doblaje mexicano, porque hubiera sido placentero volver a escuchar a la belle Reneé, quien demuestra que jamás perderá su toque ni su buena interpretación.

Vayan a verla al cine. Van a pasar un buen momento con esta película.

3 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.