More

    Resumen

    Drama criminal en torno al asesinato en 1995 de Maurizio Gucci, nieto del fundador del imperio de la moda Gucci, que apareció asesinado por orden de su exmujer Patrizia Reggiani, conocida como la "viuda negra de Italia". Adaptación del libro de Sara Gay Forden, publicado en 2001, 'The House of Gucci: A Sensational Story of Murder, Madness, Glamour, and Greed'.

    Crítica a La casa Gucci de Ridley Scott

    La casa de Gucci ofrece una buena interpretación de Lady Gaga con una historia que no prende fuego.

    Los trailers pintaban a La casa Gucci (House of Gucci) como una buena película. Principalmente el primer adelanto que incluía la canción de Blondie, Heart of Glass. Pero solo maquillaban una cinta larga y por momentos sosa. Aunque no se equivocaron al mostrar una buena interpretación de Lady Gaga.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a El último duelo de Ridley Scott

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Nace una estrella con Lady Gaga

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Rey Richard con Will Smith

    Publicidad

    La casa Gucci es la segunda película de Ridley Scott, estrenada este año. La primera fue El último duelo. No es que haya rodado a la vez dos filmes. Sino que por efectos de la pandemia, uno no pudo ser estrenado en el 2020. El director de Gladiador, de 83 años de edad, no descansa. Para el 2022 o 2023 entregará su nueva cinta, Kitbag, sobre la vida de Napoleón Bonaparte que lo reunirá otra vez con Joaquín Phoenix, a quien dirigió en Gladiador.

    La casa Gucci no es una película de época, sino más de los años 90 que se centra en el romance de Maurizio Gucci y Patrizia Reggiani en momentos en que la familia Gucci empieza a experimentar su decadencia.

    El relato de la película se centra más en Patrizia que en otro miembro de la familia. Por eso es que Lady Gaga soporta casi todo el filme de Ridley Scott con su acento italiano y su peculiar forma de vestir y peinar.

    Al inicio ofrece un personaje dulce y enamorado de Maurizio, pero luego retrata a una mujer ambiciosa, histérica y explosiva cuando llega a vivir como los Gucci. No se puede negar que su interpretación es buena y que probablemente le asegure su segunda nominación al Óscar en su carrera. La primera fue con Nace una estrella.

    Alrededor de ella hay una pelea por la fortuna Gucci que se desarrolla con mucha candidez. Los personajes no parecen sacar los dientes para pelear por el dinero y poder que se les va. Al contrario parecen tranquilos y cómicos, como si se tratase de un detalle menor.

    TAMBIÉN LEA: Crítica a Tick Tick Boom con Andrew Garfield

    En varias entrevistas Scott explicó que La casa Gucci habla sobre las venganzas y luchas de poder, pero al ver la película más parece un biopic de Patrizia que del resto de la familia. No le quedó bien describir esas luchas por el poder en esta película.

    Lady Gaga es la fuerza de La casa de Gucci, pero no es suficiente para mejorar una cinta que se hace larga y sosa.